Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Parricida está embarazada
Tricia Swaby Prado está embarazada y no puede ser medicada, por lo que seguirá a la espera de audiencia por el parricidio que cometió hace tres meses, cuando mató de más de 40 estocadas a su hija de seis años, en la casa que habitaban en la colonia Praderas del Doral.

La jueza que tramita la causa pidió un informe médico legal para saber cuándo podrá celebrar la audiencia preliminar para darle a conocer a Swaby Prado la acusación. Swaby está internada en el Hospital Psiquiátrico Nacional, sin embargo, el Instituto de Medicina Legal sólo determinó que la mujer que padece de trastornos mentales tiene 13 semanas de embarazo. Por su estado de gravidez, no se le puede aplicar tratamiento anticonvulsivo, además es una paciente con alto riesgo obstétrico.

“El estado de la paciente fluctúa entre lo normal y lo agresivo, sigue aislada de los otros pacientes y desubicada en el tiempo”, agrega el informe.

Pese a todo, según el dictamen médico, la paciente tiene plena conciencia de su situación actual.

Tres narcos condenados
Tres hombres a quienes la Policía capturó con 10 kilos de cocaína, hace tres meses en un centro de compras en la entrada a Ticuantepe, fueron declarados culpables por tráfico interno de estupefacientes.

Durante el juicio, Derling Antonio Lumbí González, quien conducía el taxi en el que viajaban William Antonio Trujillo Taleno y José Dolores Canales Pravia, admitió su culpabilidad y dijo que estas dos personas no sabían que él transportaba los 10 kilos de cocaína.

Sin embargo, la jueza Sexto Penal de Juicios, Ingrid Lazos, los declaró culpables a todos, y a William Trujillo también lo inculpó por obstrucción de funciones y portación ilegal de armas.

“Mama Naya” vuelve a la carga
Bernarda Medrano Álvarez, mejor conocida como la “Mama Naya”, denunció la tarde del martes supuesta parcialidad por parte de las autoridades policiales de Tipitapa que investigan quién provocó un pleito en el negocio que la dama dirige, donde hubo dos lesionados: ella y el vigilante. Medrano, quien visitó la redacción de EL NUEVO DIARIO, denunció que el oficial encargado de las investigaciones le dio por perdida la ampliación de su declaración de ofendida. “Lo que me dieron fue una hoja en blanco donde aparece el número 66 (número de folio)”, dijo la mujer, quien reiteró que el juez suplente de Tipitapa, Carlos Mairena, participó en la riña tumultuaria, pero el aludido negó la especie desde el pasado viernes, señalando que él es testigo y no autor.