•  |
  •  |
  • END

Tirado en la acera de una vivienda y en medio de un charco de sangre quedó el cuerpo de un desconocido, a quien un consumidor de droga le clavó un cuchillo en el lado derecho del cuello.

El infortunado pereció instantáneamente, porque el arma blanca le cortó la yugular. El hecho se registró en una de las calles del Reparto Cuadra, donde los pobladores dicen que ya no aguantan a los delincuentes.

Reina Marta Sánchez, habitante del lugar, indicó que el ciudadano andaba recogiendo latas, cuando su asesino se le acercó y sin mediar palabras le clavó el cuchillo.

“Nosotros estábamos en el porche, pero solo vimos al hombre con el cuchillo en el cuello que se sostuvo en un murito, luego se sentó y empezó a chorrear mucha sangre, después cayó”, agregó la testigo.

Sin embargo, el capitán César Bonilla, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Quinta Delegación de Policía, señaló que hay otros testigos que aseguran que el asesino intentó despojar de sus pertenencias a tres ciudadanas que esperaban bus en la parada, y la víctima al ver lo que sucedía confrontó al asaltante, momento en el que éste le clavó el cuchillo.

Tres detenidos

A la escena del crimen se hicieron presentes miembros de la Dirección General de Bomberos, quienes solo confirmaron el deceso del desconocido por hemorragia.

El capitán Bonilla indicó que después del hecho de sangre, realizaron un operativo fugaz en la zona, en el que lograron capturar a tres sujetos sospechosos del crimen.

No obstante, todavía ayer en la tarde la Policía no había podido identificar al occiso. Éste vestía una camisa celeste con rayas blancas, un pantalón negro y cargaba tres sacos llenos de botellas y latas, por lo que se presume que se dedicaba a la “pepena” de objetos para reciclar.

Fallece tras ser baleado

Por otro lado, la Policía informó que después de cuatro días de agonía, falleció en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca” el adolescente Jairo José Silva, de 15 años, quien el pasado fin de semana fue baleado por un grupo de sujetos cuando se encontraba en las afueras de su casa ubicada en el barrio “Lomas de Guadalupe”

Agentes del Distrito Seis investigan el hecho de oficio, porque los familiares de la víctima no interpusieron denuncia.

La Policía no tiene mucha información de este otro crimen, pero saben que el menor recibió el impacto de bala en la cabeza que le propinaron con un arma hechiza.