•   EL VIEJO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Efectivos policiales de este municipio incautaron un total de 390 bombas artesanales a Adán Ramón Guido Peralta, de 24 años, originario del barrio La Arrocera, de León, quien las trasladaba a bordo de un autobús de transporte colectivo para comercializarlas entre los pescadores artesanales de Jiquilillo, Padre Ramos y Los Zorros.

El subcomisionado Alí Espinoza, jefe de la Policía de El Viejo, informó que la incautación ocurrió en la salida del poblado de Tonalá a las siete de la mañana, cuando el leonés las llevaba en varios sacos.

El oficial aseguró que Guido Peralta compró los explosivos en la ciudad metropolitana.

Guido fue remitido a la orden de la Fiscalía por haber violentado la Ley 510 para el control de armas, explosivos y municiones.

Policía advierte

Adán Ramón Guido Peralta expresó que compró cada bomba en diez córdobas y la revendería en doce córdobas por lo que se iba a ganar mil córdobas en todo el cargamento.

Añadió que desconoce que esta acción es penada y según él era la primera vez que lo haría para ganar dinero, porque como cargador de canastos en un mercado de León no gana suficiente para el sustento diario.

El subcomisionado Espinoza expresó que aplicarán mano fuerte a personas que intentan comercializar este tipo de productos que destruyen la fauna marina. “Según los entendidos en la materia, una bomba destruye un quintal de mariscos, lo cual es una enorme secuela para las especies del mar”, expresó el jefe policial.

A finales del año pasado, dos pescadores de Padre Ramos fueron encarcelados y llevados a juicio por uso de bombas artesanales.