•  |
  •  |
  • END

Moto choca contra bicicleta
Máximo Rugama / ESTELÍ
Con lesiones y excoriaciones en las extremidades inferiores y superiores resultó Luis Francisco Aguilera Mejía, de 53 años, luego de que la bicicleta en la que se movilizaba fue impactada por una motocicleta roja sin placas. Este extraño encontronazo ocurrió en el sector conocido como Las Cámaras, a orillas de la Carretera Panamericana. Por otro lado, Mario Meneses, de 56 años, sufrió un trauma craneoencefálico leve, después de caer de una bicicleta. Este accidente ocurrió en el barrio La Comuna, y el afectado es originario del barrio Catorce de abril, según dijeron socorristas de la Cruz Roja esteliana.

Sustraen vaquilla
Lésber Quintero / TOLA
Una vaquilla valorada en 8 mil córdobas fue sustraída por miembros de una banda de abigeos que en horas de la madrugada del tres de febrero se presentó en una finca de la comunidad de Las Salinas, del municipio de Tola, para sustraer el semoviente y trasladarlo al basurero municipal, donde lo sacrificaron. El dueño del animal era Pedro Jacobo Narváez Medina.

No se pudo descargar
Máximo Rugama / ESTELÍ
Un individuo al que detectives e investigadores de la Policía esteliana daban seguimiento desde hace varios meses, por fin fue capturado. Según el teniente David Lazo
Valle, vocero policial en Estelí, el “pájaro de alto vuelo” fue arrestado cuando intentaba deshacerse de un paquete de marihuana que lanzó en un fogón. El detenido es Antonio Barreda Molina, cuya casa, ubicada en el barrio “Nuevo Amanecer”, fue allanada, momento en el que arrojó al fuego un paquete, pero los gendarmes lograron recuperar seis gramos de hierba. A la vez, la Policía le ocupó al denunciado la cantidad de once mil 20 córdobas, dinero supuestamente obtenido de la venta de estupefacientes.

El teniente David Lazo señaló que en al menos cinco ocasiones habían allanado la casa del sospechoso, pero siempre se deshacía de la droga lanzándola al fogón o al inodoro, pero ahora lo “pillaron”.

Denuncia robo dos años después
Lésber Quintero/ RIVAS
Un ciudadano del municipio de Cárdenas se presentó a la Policía de este municipio a denunciar un robo del que, según él, fue víctima el quince de mayo de 2008, cuando se encontraba en un bar de Rivas conocido como “El Flamingo”. Francisco Ortiz, de 39 años, aseguró que se encontraba ingiriendo licor, un desconocido se le presentó y lo convenció de que le conseguiría empleo en Costa Rica, pero para realizar las gestiones le pidió 800 córdobas, un celular y la bicicleta que la víctima tenía aparcada, “porque la necesitaba para movilizarse con los trámites”. El denunciante no volvió a saber del sujeto, pero ayer lo vio e identificó, por lo que optó por denunciarlo.

El celular o la vida
Máximo Rugama / ESTELÍ
Uriel Osman Rodríguez, de 24 años, fue detenido por efectivos de la Policía esteliana por ser el supuesto autor del delito de robo con intimidación en perjuicio de Cándida Janeth Morán López. Según denuncia presentada por la afectada, ella circulaba a pie por una calle del barrio El Rosario, cuando el sospechoso la interceptó y después de amenazarla de muerte e intimidarla con un cuchillo, la despojó de 320 córdobas y un teléfono celular que le costó un mil quinientos córdobas. El portavoz de la Policía esteliana, teniente David Lazo, informó que el detenido está a la orden del juez competente.

Ni el “cholenco” se salvó
Yelba Tablada / CHONTALES
Una pareja de ancianos fue víctima de antisociales encapuchados y armados, quienes llegaron a su casa de habitación y aprovechándose de que los longevos estaban solos, los despojaron de todo lo que pudieron, incluyendo un caballo “cholenco” que ocupaban para movilizarse. El robo se registró en la finca El Rosario, en la comarca Saca Guacal, San Pedro de Lóvago, cuando doña Marina González, de 74 años, se encontraba en compañía de su esposo, Raúl Argüello Fonseca, de 70 años, de pronto llegaron los ladrones y bajo intimidación obligaron a la dama a que entregara todo lo de valor, incluida un arma de fuego propiedad de su esposo, pero no se conformaron y cargaron con una albarda, dos frenos metálicos inoxidables, 4 pares de espuelas de acero, 3 manilas de nailon, un sombrero y una bestia, ascendiendo el monto de lo robado a unos 50 mil córdobas aproximadamente. Después amenazaron a la pareja de ancianos diciéndoles que si los denunciaban, volverían por ellos. Cuando llegó su hijo, de nombre Francisco Ismael Argüello González, de 39 años, los longevos le contaron todo y éste se armó de valor para denunciar en la Policía de San Pedro de Lóvago a los delincuentes.