Tania Goussen
  •   CARAZO  |
  •  |
  •  |
  • END

La noche de este pasado viernes fue trágica para la familia de la joven Jessica Ramírez Arteaga, de 20 años de edad, originaria de la comunidad Apompuá, quien falleció de forma instantánea al ser catapultada por un vehículo, en la carretera hacia los balnearios del Pacífico.

El teniente Julio González, jefe de turno del benemérito cuerpo de bomberos filial Jinotepe, expresó a END que “al momento de llegar al kilómetro 51, los familiares nos manifestaron que la joven andaba chineando a su primita Belkys Morrislady Ramírez, de tres años, en las afueras de la vivienda, cuando fue catapultada por el carro blanco, marca Nissan, placas CZ 2176, conducido por Mauricio Antonio
Martínez Espinoza, quien al parecer viajaba en estado de ebriedad”, se refirió el agente de bomberos.

Por el fuerte impacto del automóvil, la joven falleció de forma inmediata diagnosticándose la causa principal de la muerte como trauma craneoencefálico severo, mientras que la niña de tres años fue trasladada gravemente por vehículos de pobladores del lugar al Hospital Santiago, de la ciudad de Jinotepe.

Por su parte, la Policía de Tránsito del departamento trasladó al presunto autor del homicidio a las cárceles preventivas de Jinotepe para luego remitirlo a las autoridades del Ministerio Público, donde se demostrará su nivel de responsabilidad en el suceso, que dejó como saldo una fallecida y una niña en estado crítico.