Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Tres de cuatro acusados burlaron una vez más la justicia, porque mientras el jurado preparaba las actas de los 13 veredictos de culpabilidad por los delitos que el Ministerio Público les achacó, los señalados se dieron a la fuga del Juzgado de Juicio de Tipitapa.

El fiscal auxiliar penal de Tipitapa, Guillermo Alemán, relató que después de terminar de incorporar la prueba y de concluir el debate de pena, los miembros del jurado empezaron a deliberar y como había que llenar un acta por cada uno de los cuatro delitos que les achacaron a Einar Marenco, los hermanos Lorenzo Antonio y Omar Urbina Ruiz, y a Freddy Ordóñez, hubo que esperar.

En ese lapso de tiempo, Marenco y los Ruiz Urbina salieron del juzgado para tomar gaseosa con sus familiares, pero cuando el juez Sergio Amador Perezalonso los llamó para conocer el veredicto, habían desaparecido.

Rebeldes

Sólo el acusado Freddy Anselmo Ordóñez, quien está en La Modelo cumpliendo una pena de más de diez años de prisión por robo y portación ilegal de armas, estuvo presente en la lectura de los veredictos de culpabilidad por la autoría de los delitos de violación de domicilio, daños, lesiones y homicidio frustrado en perjuicio de Leonel Bello Poveda y Luis Santiago Norori López.

El fiscal Alemán explicó que como tres de los cuatro inculpados huyeron antes del veredicto, a petición de la Fiscalía el juez los declaró en rebeldía y los mandó a capturar. Además la fuga será tomada como un agravante de los delitos que cometieron.

Para cada uno de los culpables, la Fiscalía pidió un promedio de nueve años de prisión, pero será hasta en las próximas horas que se conocerá la sentencia.

El escrito acusatorio revela que el seis de diciembre del 2008, las víctimas estaban en su casa en Tipitapa, cuando llegaron los acusados y a punta de machete destrozaron lo que encontraron a su paso.

En el violento incidente Norori López casi pierde la vida, porque recibió un filazo que le destrozó parte del cerebro y tuvo que ser sometido a una craneoctomía.

El 20 de junio de 2009, las víctimas visitaron END para denunciar que como dos de los acusados (los hermanos Urbina Ruiz, conocidos en Tipitapa como “Los Pico de Oro”) supuestamente son miembros de los CPC, aunque violentaron las medidas alternas a la prisión de las que gozaban en ese entonces, siguieron en libertad, como lo están ahora gracias a la fuga.