•  |
  •  |
  • END

Condenan a dos por “pijamada sexual”

Juan Carlos Palacios Rocha y Javier Zeledón Castillo tendrán bastante tiempo para seguir pensando en el significado de una “pijamada”, porque el juez Octavo Distrito Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, los condenó a 15 y 13 años de prisión, respectivamente, por los abusos sexuales a los que sometieron a dos niñas de 11 y 12 años.

Juan Carlos Palacios fue conminado a 15 años en la cárcel por violación agravada en perjuicio de la menor de 12 años, en tanto que Javier Zeledón descontará seis años de prisión por haber abusado sexualmente de otra menor de 11 años, además cumplirá seis años más por haber sido cómplice de la violación agravada. Este caso se conoció en los tribunales de justicia como el juicio de “La Pijamada”, porque las víctimas fueron invitadas a una pijamada, pero los condenados se coludieron para trasladarlas desde Santa Rita, jurisdicción de Villa El Carmen, a Managua, donde les dieron a tomar cervezas y luego las llevaron a un motel. Por este caso anda prófugo de la justicia Juan Francisco Sánchez Lara.

15 años de encierro para “Rambo”
A 15 largos años de encierro en la cárcel Modelo de Tipitapa fue sentenciado Richard Álvarez Marota, apodado “Rambo”, capturado por la Policía el 9 de octubre de 2009, transportando 10 kilos de cocaína, a bordo en un autobús de transporte internacional que cubre la ruta Nicaragua-Costa Rica. La sentencia para “Rambo” fue dictada por el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, quien también le impuso 800 días multas equivalentes al salario mínimo del sector industrial. En el fallo condenatorio el juez Solís establece que el proceder ilícito de Álvarez constituye un daño para los jóvenes nicaragüenses, quienes corren el riesgo de convertirse en adictos a la droga.

“Pegado” por violar a discapacitada
Todo el peso de la ley dejó caer la jueza Sexto Distrito Penal de Juicio, Ingrid Lazo Manzanares, sobre José Napoleón Rivera, quien fue sentenciado a 13 años de prisión por violación agravada en perjuicio de una niña con retardo mental. La sentencia señala que Rivera se valió de la confianza y de los problemas mentales de la menor para mancillarla.

La violación ocurrió dentro de un container que estaba en el patio de un centro de protección de menores del Ministerio de la Familia, Mifamilia. Rivera terminará de cumplir su condena hasta el 5 de agosto del año 2022.