•  |
  •  |
  • END

Descalzos, esposados y sin abogado que los defendieran, estaban en el juzgado el mexicano Alfredo Pérez Moreno, de 41 años, y los guatemaltecos Modesto Bernabé Espinoza Reyes, de 38, y Máximo Emiliano Vásquez, de 26, quienes enfrentan cargos por industrialización o procesamiento de estupefacientes.

El abogado Walter Centeno denunció ante la jueza Segundo Penal de Audiencia, María Concepción Ugarte, el trato inhumano que les dieron a los presos, por lo que la judicial ordenó a la Policía que les devolvieran a los reos sus zapatos y chinelas.

Después la jueza les impuso la prisión preventiva a los extranjeros, ordenó que les permitan llamar por teléfono a sus familiares y que los trasladen al Sistema Penitenciario Nacional, porque el doctor Centeno se quejó de las condiciones inhumanas que aparentemente hay en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ.

La audiencia inicial del proceso está prevista para el próximo 4 de marzo. A petición de la fiscal especial Grethel Fernández, quien presentó la acusación contra el mexicano y los guatemaltecos, la juez ordenó la captura de los nicaragüenses Elisandro Arreola Madrigal, Fernando González Gaitán y Armando Virrueta Carranza, quienes lograron huir al momento del operativo policial porque escucharon a los perros ladrar.

A la hora del allanamiento en la finca “El Papalonal”, ubicada a la altura del kilómetro 26 y medio de la Carretera Vieja a León, los seis acusados estaban fabricando anfetaminas, según la acusación presentada por la Fiscalía.