•  |
  •  |
  • END

Sólo bolas negras le lanzaron los miembros de un tribunal de jurado al ex policía Luis Antonio Rivera Canales, quien el 17 de octubre del año pasado mató de dos impactos de bala a Marcos Emilio Suárez Sevilla, de 63 años, en una calle del barrio Anexo a Villa Libertad.

Luego de conocerse el veredicto de culpabilidad, la fiscal auxiliar Catalina Hernández pidió para Rivera 12 años de prisión, mientras la defensa solicitó la pena mínima de 10 años de cárcel.

Semanas atrás fueron sentenciados a 18 meses de prisión por la coautoría de lesiones leves en perjuicio de Jairo Antonio Sevilla, Eduardo Antonio Ríos y Natanael Reyes, primos de Rivera.

Durante el juicio, la defensa de Rivera alegó que éste actuó en legítima defensa, pero la fiscal Hernández rebatió ese argumento explicando que Marcos Suárez Sevilla “puyó” a los tres imputados con su navaja al ver que le estaban robando a su hijo, Jairo Antonio Sevilla.

Al momento de los sangrientos sucesos, el ex agente policial y sus parientes estaban tomando licor en una esquina y aparentemente intentaron robarle a Jairo Sevilla cuando bajaba de un autobús.