•  |
  •  |
  • END

Señora, vista a ese muñeco de nieve, ¡por favor!
Elisa González, residente del pueblo de Rahway en Nueva Jersey, EU, se vio sorprendida cuando la policía local llamó a su puerta con una denuncia en su contra. Resulta que Elisa había aprovechado la gran cantidad de nieve acumulada luego de la tormenta de la noche anterior para, en lugar de hacer el típico muñeco de nieve, realizar junto a sus hijos de 21 y 12 años una recreación de la famosa Venus de Milo.

La escultura tuvo un relativo éxito entre los vecinos, que se acercaron a tomarse fotos junto a la versión local y de nieve de la estatua que se encuentra en el Museo del Louvre en París. Pero lo que no tuvo en cuenta la Señora González, fue la reacción de uno de los vecinos que se horrorizó ante la aparente desnudez de la figura representada, y llamó a las autoridades.

Cuando la policía se hizo presente en el lugar, comunicó a la autora que debería cubrir las partes pudendas de la obra, o destruirla. Como González no quiso tener inconvenientes con la Ley ni con sus vecinos, colocó una toalla y un corpiño a su helada Venus de Milo.

Se venden fantasmas
Se venden por Internet dos fantasmas que fueron exorcizados de una casa en Nueva Zelanda. Así que si le quedaron unos ahorros y está pensando en qué gastarlos, una buena inversión podría ser alguno de estos simpáticos fantasmas embotellados.

Uno de los espíritus podría pertenecer a un hombre llamado Les Graham y el otro a una niña que fue atrapada utilizando una tabla ouija. Actualmente ambos fantasmas no dan muestras de vida (o de muerte) porque están sumergidos en agua bendita. Pero a no desesperar porque es posible revivirlos.

Según los vendedores para revivirlos basta con ponerlos en un platito y esperar a que se evapore el agua.

Las personas interesadas en la subasta hacen preguntas interesantes como por ejemplo “qué pasa si te tomás el agua del frasco” a lo que los oferentes responden “podrías tener amigos por siempre o que padezcas personalidades múltiples”.