•  |
  •  |
  • END

A medida que pasan los días y las semanas, la situación legal de Byron Enrique Ramos empeora, porque se le acumularon dos fallos condenatorios que le podrían costar hasta 50 años de cárcel.

Y es que por segunda vez en menos de una semana, un juez lo encontró culpable de varios delitos en los que habría participado Léster Hernández García.

Según el fallo emitido por la jueza Sexto Distrito Penal de Juicio, Ingrid Lazo, Ramos es culpable de los delitos de secuestro simple, robo agravado y abuso sexual en perjuicio de la joven de iniciales V.R.

La Fiscalía solicitó para Ramos siete años de prisión por el robo agravado, seis por el abuso sexual y uno más por el secuestro simple, para totalizar 14 “abriles”.

37 años por asesinato
Ramos tiene pendiente otra condena en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio, donde fue declarado culpable de robo agravado y asesinato en perjuicio de Francisco Javier Ríos, delitos por los cuales la Fiscalía y el abogado acusador particular están exigiendo penas que oscilan entre los 35 y 37 años de prisión.

Las dos sentencias condenatorias juntas podrían significar sanciones carcelarias que oscilarían entre los 49 y 51 años de cárcel.

Aunque la Constitución establece que nadie puede estar en la cárcel más de 30 años, en el actual Código Penal se consigna que aquellos reos que tengan más de una condena, no son objeto de beneficio legal alguno, incluida la condena condicional que permite salir de prisión una vez que el sentenciado ha cumplido las dos terceras partes de la pena.

Byron Enrique Ramos además tiene pendiente otro proceso por secuestro y robo agravado, delitos en los que también habrían participado Ángel Blandino Balladares y Edwin Mendoza.

La víctima en este caso es el ingeniero venezolano y funcionario de Albanisa, Antonio Contreras.