Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Falso gendarme a su casa
Una caución económica de un mil 500 córdobas deberá pagar Edwin Antonio Padilla López para poder salir de la cárcel y permanecer bajo arresto domiciliar, mientras llega el juicio donde se decidirá si es culpable o no de robo agravado en perjuicio de Mariela Lanzas López. Así lo dispuso el juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia, Vicente Rodríguez, pese a la oposición de la representante del Ministerio Público, Massiel Briceño. Supuestamente, Padilla se vistió de policía y abordó una motocicleta en compañía de otro sujeto de identidad desconocida, quien simulaba ser agente de Tránsito, e interceptaron en una calle del reparto Las Colinas a Lanzas, quien viajaba en un jeep placas 132783 en compañía de su bebé de 20 meses. Como la dama se encerró en su vehículo, el desconocido que portaba una chaleco similar a los que utilizan los agentes de la Dirección de Tránsito, la encañonó con una pistola obligándola a entregar la cartera donde portaba dos teléfonos celulares y una chequera con fondos hasta por la cantidad de 46 mil 89 córdobas, según el escrito acusatorio. El bolso fue encontrado por la Policía un día después en un predio baldío cerca de la terminal de buses de la ruta 112, en Villa Libertad.

Otro “Gárgola” preso por crimen de comerciante
Johnny López Rivera, apodado “Carne Asada”, uno de los tres acusados por el crimen perpetrado contra el comerciante José Bismark Hernández Ojeda, hace un año en el barrio “Jorge Dimitrov”, fue enviado a prisión por el juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia, Vicente Rodríguez.

Por este crimen ya está preso Carlos José Mojica y sólo está pendiente de capturar, Víctor Manuel Reyes, alias “Ferry”. Los tres acusados pertenecen a la pandilla de “Los Gárgolas”. José Bismark Hernández murió al recibir un impacto de bala en la cabeza cuando perseguía a los criminales tras impedir que le robaran una cadena de oro.

Promueven impunidad
Sin castigo podría quedar el crimen perpetrado hace tres años por Gerald Andrés Beteta Canales, alias “Maruchan”, quien decapitó de un machetazo a su primo la tarde del 31 de enero de 2006, en una calle del barrio Waspam Norte, porque Scarleth Yahosca Sarria Canales, hermana de Rafael Sarria Canales, envió un escrito al Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio expresando que ella y su mamá no están interesadas en seguir con el juicio. “No nos consideramos perjudicadas, ni afectadas por tal delito, ya que mi mamá me ha manifestado no tener interés en seguir impulsando la denuncia contra el acusado, para que mi hermano descanse en paz”, dice en su parte medular el escrito presentado el pasado 4 de marzo. La fiscal auxiliar Martha Landero dijo que el escrito no es vinculante para el Ministerio Público, pero si la parte ofendida no quiere seguir con el proceso, deberán decírselo al judicial en audiencia oral, pero si no lo hacen voluntariamente, Fiscalía pedirá que sean llevadas por la fuerza ante el juez.