Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Bolas negras para “Pescuezo”
Después de casi dos horas de deliberaciones, un tribunal de jurado “sepultó” las esperanzas de Álvaro Ernesto Hernández, alias “Pescuezo”, de salir de la cárcel, porque lo declaró culpable de homicidio en perjuicio de su amigo y vecino, Carlos Eduardo Mojica. El crimen ocurrió el 3 de febrero de 2008, en una calle del barrio Laureles Sur. Durante el juicio, la defensa de Hernández fue optimista, pero los testigos de la Fiscalía coincidieron en señalar a “Pescuezo” como el hombre que sin razón alguna hizo el disparo que terminó con la vida de Mojica.

Hernández, sobre quien podría recaer una pena que oscila entre los 10 y 15 años de cárcel, dijo que el día y la hora en que ocurrió el crimen él estaba hospitalizado, pero la única prueba que presentó de eso es una cicatriz en la frente.

Madre y mal hijo lloran ante jueza
Marvin Latino Peck no tuvo necesidad de llorar lágrimas de sangre para que su madre, Leyla Peck, se apiadara de él, porque aceptó que le impongan la pena mínima de tres años de prisión por las lesiones psicológicas que le causó. La señora Peck, quien rompió en llanto al escuchar a su hijo pedirle perdón, también aceptó la suspensión de la ejecución de la condena. A cambio, Marvin Peck --apodado “El Cholo Espino”-- deberá cumplir su condena en un centro de rehabilitación para narcodependientes, tampoco podrá llegar a la casa de su mamá o comunicarse con ella por vía telefónica, escrita o por medio de terceras personas.

Así lo estableció la jueza Tercero Penal de Juicio, Rosario Peralta, ante quien Marvin Peck admitió su delito y pidió disculpas.

¿Víctima o narcotaxista?
Nueve días de prisión preventivas impuso la jueza Octavo Penal de Audiencia, Karla García, a Héctor Manuel Urbina Flores, acusado de transportar casi siete kilos de marihuana en el taxi placas M 02594.

Urbina fue capturado el jueves en una calle de Villa Progreso, cuando transportaba 15 paquetes de marihuana en un supuesto saco de azúcar. La droga pesó 6 mil 886.4 gramos. Cuando intentaba huir de los agentes antinarcóticos, Urbina chocó contra un árbol. El abogado de Urbina dijo que el hecho de que la Policía diga que su representado fue capturado por una llamada telefónica anónima, es una practica policial del siglo XVIII.

Dos veces rechazada
Por segunda vez, la Fiscalía fracasó en sus pretensiones de promover un juicio por el hurto agravado de 549 mil córdobas, contra cinco ex empleados de “Servicios, Distribuidora y Mercados” S.A., Serdimar. Al igual que hace ocho meses, el juez Décimo Penal de Audiencias, Carlos Solís, rechazó la acusación fiscal, porque en ella no se describe la mercadería supuestamente hurtada, tampoco se individualiza lo que hicieron los imputados. Luego del nuevo fracaso, al Ministerio Público le quedan dos opciones: apelar o reacusar por tercera vez, explicó Solís. Los favorecidos con la resolución judicial son Juan Carlos Altamirano Meneses, Giovanni Neyra Laguna, José Cárdenas Gallegos, Fabio Chávez Gallego y Benito Castillo.