Lésber Quintero
  •   TOLA  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía departamental de Rivas logró capturar a una ciudadana del municipio de Tola que se dedicada a reclutar a adolescentes para explotarlas sexualmente.

El plan fue orquestado por un italiano a quien el juez de Audiencias de Rivas, Diógenes Dávila, mandó a capturar.

El caso fue tipificado por el Ministerio Público como trata de personas con fines de explotación sexual mediante pago y violación en menores de catorce años.

Como coautores del delito están acusados el italiano y la toleña Raquel Obando Avilés, de 20 años, quien está en prisión preventiva.

Obando trabajaba de doméstica del italiano, quien alquilaba una casa en una zona costera de Tola, donde desde octubre de 2009 planificaron captar chavalas para explotarlas sexualmente.

La acusación detalla que la primera víctima fue una adolescente de 13 años a la cual le ofrecieron trabajo como doméstica, pero al final resultó siendo explotada sexualmente. Por cada relación que sostuvo con el italiano, recibió 50 córdobas, aunque le habían ofrecido 500. Los restantes 450 le quedaban a la rufiana.

Pero el reclutamiento de chavalas quedó al descubierto en enero, cuando una joven de 17 años fue trasladada de Tola a las costas de La Boquita, en el municipio de Diriamba, donde se había trasladado a vivir el italiano.

La joven fue contratada por Raquel para que trabajara como doméstica, pero al llegar a la casa del italiano éste le dijo que “estaba comprada” y que podía hacer con ella lo que quisiera, sin embargo, la muchacha escapó y relató su tormentosa historia a la Policía.