Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Este fin de semana la Policía Nacional de Jinotega reportó dos homicidios que dejaron tres fallecidos. Viejas rencillas personales e ingesta de alcohol motivaron los crímenes.

Uno de los homicidios se registró el 14 de marzo, a las 3:50 minutos de la tarde, en el sector C, Plaza de Héroes y Mártires de la comunidad de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

La víctima respondía al nombre de Joel Vílchez Centeno, de 23 años, quien el día de los hechos se encontraba frente al bar llamado “Kupia Kumi”, discutiendo con los hermanos Holman y Alex Tinoco Martínez.

A 300 metros del bar propiedad del ciudadano Natividad García, alías “Corazón Herido”, se encontraba Lesther Tinoco Martínez, de 21 años, quien al observar a sus hermanos discutiendo, salió del antro, se dirigió al sitio donde estaban Holman y Alex, y sin mediar palabras sacó un revólver calibre 38 y le hizo dos disparos a Vílchez Centeno, quien murió en el acto.

Luego los tres hermanos se fugaron, dejando el cuerpo de la víctima en medio de la calle.

Ese mismo día, la Policía registró un doble homicidio a las 5:30 de la tarde, en la comarca Aguas Mansas, comunidad de Ayapal, localizada en el municipio de San José de Bocay.

Preliminarmente la Policía informó que José María Siles, de 30 años, se presentó en estado de ebriedad a la pulpería del ciudadano Antonio Amador Peralta, de 40 años, sacó un revólver calibre 38 y realizó un disparo en la cara del dueño del negocio.

Al sentirse herido, Antonio Amador sacó su revólver de la cintura y le realizó un disparo a su adversario. Después víctima y victimario fallecieron en el lugar.