Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Un veredicto de culpabilidad fue emitido en contra del cincuentón Camilo Torres Zambrana, acusado por el Ministerio Público por el delito de abuso sexual en contra de una niñita de ocho años, quien es hija de un matrimonio de no videntes.

El hecho ocurrió en uno de los barrios de Estelí, y el mismo provocó la ira de representantes y miembros de organizaciones de la sociedad civil, que defienden los derechos de la niñez y la adolescencia.

Valiéndose de la amistad que tenía con los progenitores de la niña, el tipo llegaba de forma frecuente a la casa de la pequeña, y en al menos dos ocasiones la manoseó. Ella confesó todo lo sucedido a sus padres y a otros parientes.

De acuerdo con la acusación formulada por el Ministerio Público, en una ocasión en que la menor se encontraba sola en el inmueble de sus padres, ya que éstos habían salido por unos minutos a comprar unos medicamentos, el tipo se acercó y también la manoseó.

El juicio con juez técnico estuvo a cargo de la doctora Elízabeth Corea Morales, a cargo de la judicatura de Distrito Penal de Juicio, ya que así lo establece la ley.

El próximo martes 23 de abril el condenado conocerá cuántos años deberá pasar a buen resguardo, ya que para ese día está programada la audiencia especial de lectura de sentencia.

El Código específico establece penas de hasta doce años de presidio para quien comete este tipo de delitos, máxime cuando las víctimas, son menores de edad.

Se espera que la pena que podría aplicarle la doctora Corea Morales, Juez de Distrito Penal de Juicio en Estelí, sea de entre 12 y 15 años, ya que el procesado tiene otros agravantes.

La doctora Corea es una de las judiciales más probas de Estelí y actúa apegada a la ley, por lo que el Ministerio Público señaló que ella aplicó todo lo relacionado con el debido proceso y con la igualdad de las partes.