Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Nueve años de prisión solicitó el Ministerio Público para Amalia Corea Jarquín, quien se declaró culpable de los delitos de secuestro simple y robo agravado perpetrado contra dos fiscales auxiliares el cuatro de septiembre de 2009.

Al admitir la autoría de los delitos, Amalia Corea dijo que participó en el secuestro de las dos funcionarias del Ministerio Público, por “necesidad “.

“Pido que me perdonen las víctimas y que me tengan misericordia, porque soy madre de seis hijos”, expresó Jarquín, quien tiene antecedentes por igual delito en Masaya.

La Fiscalía pidió que Corea sea castigada con seis años de prisión por el robo agravado y tres más por el secuestro simple, además de una multa de 300 días equivalentes al salario mínimo del sector industrial.

En el secuestro también participaron dos hombres de identidad desconocida y Sandra Marisol Callejas, quien aprovechando que el juez Julio César Arias le otorgó el beneficio de enfrentar el juicio en libertad, se dio a la fuga.

Secuestradora reincidente

La Fiscalía presentó una sentencia certificada donde la jueza Distrito Penal de Juicio de Masaya, Ruth Chamorro, sentenció a Corea a 18 meses de prisión por secuestro simple, y seis años por robo agravado en perjuicio de una pareja de extranjeros.

Esta condena está relacionada con el secuestro de Karl Choquete Desrossiers y su esposa, Veronique Chagnon, en mayo de 2009, en el Empalme de Catarina, municipio de Masaya.

La jueza Chamorro también le impuso siete años de cárcel a la secuestradora por haberla encontrado culpable del delito de crimen organizado por los mismos hechos.