•  |
  •  |
  • END

Guillermo Flores, de 49 años, originario de Sébaco, encontró la muerte de cinco impactos de bala que recibió a traición, a manos de Ervin Jarquín, apodado “Culo de Garrobo”, con quien tomaba licor en una cantina.

El crimen aconteció la tarde del domingo, en una cantina de la comarca La Trinidad, jurisdicción de San Francisco del Carnicero, también conocido como San Francisco Libre.

Los apesarados familiares de Flores, quienes esperaban la entrega del cadáver en el Instituto de Medicina Legal, dijeron desconocer las razones del asesinato, pero aseguraron que el crimen no quedará sin castigo.

Otros parroquianos que estaban en la cantina asistieron a Flores llevándolo de emergencia al centro de salud de ese municipio, pero cuando llegó a ese centro asistencial había expirado.

El crimen tomó por sorpresa a los otros clientes del negocio que ingerían licor, porque vieron a víctima y victimario brindar alegremente entre copa y copa.

Jarquín desenfundó su pistola y descargó los cinco impactos de bala contra Flores cuando la víctima estaba de espaldas, porque se dirigía a la barra a pedir otra botella de ron.

Los parientes de Flores revelaron que hace cinco años, un hermano de Edwin Castilllo mató a otro poblador de La Trinidad de cinco estocadas, y luego huyó a Tipitapa.

Hasta el cierre de la presente edición las autoridades policiales de Tipitapa no daban a conocer ningún detalle sobre el posible móvil del crimen porque los investigadores todavía estaban levantando evidencias en la escena.