•  |
  •  |
  • END

Ahogado en vísperas de Semana Santa
Ingrid Duarte / GRANADA
En vísperas de la Semana Santa, otra vida se truncó en las aguas del Gran Lago, en el departamento de Granada. Se trata de Carlos José Dávila Flores, de 21 años, quien pereció ahogado en el sector de El Guayabo, cuando disfrutaba de un paseo dominical. Los familiares y amigos dijeron a las autoridades de la Policía Nacional que llegaron de Esquipulas, Managua, a las siete y media de la mañana con un grupo de 26 personas para darse un baño, sin imaginar la tragedia. No había transcurrido mucho tiempo cuando un grupo de amigos, entre ellos la víctima, se introdujo a las aguas, pero aparentemente Carlos José se separó y fue cuando divisaron que solamente sacaba una parte de la cabeza. El informe policial dice que debido al nerviosismo y la angustia, ninguno de los acompañantes tuvo valor para ayudarle a salir con vida. El cuerpo lo rescataron horas después, gracias a la ayuda de otros jóvenes que circulaban por la zona.

Muerte de ciclista en La Gavilana
Máximo Rugama / ESTELÍ
Un hasta ahora confuso accidente de tránsito, que dejó a una persona fallecida, es investigado por peritos de la Policía esteliana, a fin de deslindar responsabilidades. El hecho lamentable ocurrió en el kilómetro 142 de la Carretera Panamericana, exactamente en la cuesta La Gavilana. El capitán Abel Antonio Herrera Castillo, jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía en este departamento, informó que el hecho ocurrió cuando circulaba de norte a sur una bicicleta niquelada, placas B 00758, conducida por un ciudadano de identidad desconocida, quien fue impactado en el costado izquierdo del manubrio con el costado izquierdo delantero de la motocicleta Avanti, sin placas, conducida por Marlon Francisco Valle Lanuza, de 29 años. Herrera Castillo señaló que Valle Lanuza viajaba en estado de ebriedad, realizando una maniobra de aventajamiento, por lo que invadió el carril contrario.

Debido al impacto, el conductor de la motocicleta perdió el control y su vehículo se volcó sobre la carretera, quedando luego en el centro de la vía. De acuerdo con las investigaciones policiales, destacó el capitán Herrera Castillo, minutos más tarde el afectado fue impactado por la camioneta Hyundai, verde/gris, placas ES 08499, misma que era conducida por Gilberto José Morales González. Tal situación provocó serios daños materiales en los vehículos, lesiones leves en el conductor de la motocicleta y la muerte del ciclista, quien se presume trabajaba como vigilante de una empresa privada radicada en Estelí, y al momento de la tragedia se dirigía para la comunidad La Habana, en la jurisdicción del municipio esteliano de La Trinidad. De acuerdo con el dictamen de la médico forense que llegó a realizar las investigaciones del hecho, la persona que hasta la noche de este lunes 22 de marzo se mantenía como desconocida en la morgue del Hospital Regional San Juan de Dios, murió debido a trauma craneoencefálico severo. Los peritos de la Policía determinaron que el accidente ocurrió debido a que el motorizado conducía en estado de ebriedad, adelantó en línea amarilla continua e invadió el carril contrario.

Otra víctima fatal en motocicleta
Lésber Quintero / TOLA, RIVAS
Una adolescente de 16 años se sumó a la lista de víctimas de accidentes ocasionados por motociclistas. La fallecida fue identificada como Loida Inés Meza Rodríguez, quien viajaba como pasajera de una moto Yamaha, conducida sobre la carretera Tola–Nancimí por Fernando Antonio Bustos Yescas, quien perdió el control en una curva y la joven salió catapultada. De acuerdo con la versión de la capitana Luisa Amalia Chavarría, Bustos Yescas conducía a exceso de velocidad y al peder el control cayó en un desagüe y Meza Rodríguez fue a impactar contra el concreto y resultó con trauma craneoencefálico severo y falleció en cuestión de segundos. Por su parte, el conductor resultó con lesiones leves y fue remitido al hospital de Rivas y tras ser dado de alta, la Policía lo detuvo. En lo que va del año, ésta es la séptima persona que perece por accidentes de tránsito en las vías del departamento de Rivas.

Ola de robos en La Gran Sultana
Ingrid Duarte / GRANADA
Una fuerte ola de robos ha azotado al departamento de Granada, donde la Policía Nacional ha reportado varios casos. Uno de los últimos acontecidos fue el que sufrió Marlin Lacayo Hernández, de 20 años, cuando se encontraba en su centro de trabajo, en calle El Caimito, de la Alcaldía Municipal 150 varas al Lago. Explicó que la tarde del viernes tenía su computadora sobre un mostrador mientras atendía sus labores, sin embargo se llevó tremendo susto cuando sorpresivamente dos sujetos entraron, se le acercaron y la amenazaron con una pistola para que les entregara todas las pertenencias. Los delincuentes la condujeron al interior del inmueble y en un servicio higiénico la amarraron y le enrollaron cinta adhesiva en la boca, luego se le llevaron la computadora, un celular gris Samsung, una cajita negra en la que guardaba 500 dólares, tres tarjetas de débito, además de dos bicicletas valoradas en cien dólares cada una y contratos de renta de bicicletas.