•  |
  •  |
  • END

Con decenas de esquirlas vivirá por el resto de su vida Luis Alberto Betancourt Balladares, de 15 años, quien recibió un impacto de bala en la cabeza la mañana del jueves, en una calle de Somotillo, departamento de Chinandega.

Del proyectil, que le atravesó la parte derecha de la región craneal, se desprendieron varias esquirlas, las que no pueden ser extraídas “porque causarían un mayor daño”, explicó el neurocirujano Ignacio Sampson.

El doctor Sampson, uno de los especialista del área de Neurocirugía del Hospital “Lenín Fonseca”, dijo que el proyectil en su recorrido provocó una lesión extensa y una lesión cerebral, principalmente en el parietal derecho, lo que seguramente le dejará como secuela la pérdida en la capacidad visual.

El proyectil afectó principalmente la región subcortical, es decir la que está por debajo de la corteza cerebral, indicó el neurocirujano.

El paciente, quien permanece en la Sala de Neurocirugía del referido hospital capitalino, también sufrirá de otras secuelas neurológicas, como convulsiones, de las cuales se podrían derivar otros daños que en este momento son impredecibles, agregó el doctor Sampson.

Petronila Moreno, cuñada del quinceañero, dijo que éste fue baleado cuando “pasó tocando una camioneta que estaba estacionada en una calle de Somotillo. Los hechos acontecieron a eso de las cinco y media de la mañana del pasado miércoles”.

Según Moreno, el joven le dijo que el autor del disparo es un hombre de baja estatura y que usa bigote.