•  |
  •  |
  • END

“Mi hija no está muerta”, dijo entre lágrimas desde el Hospital Manuel de Jesús Rivera, La Mascota, Robinson Adolfo Urbina Rodríguez, de 30 años, quien explicó que algunos medios de comunicación radial han afirmado que su hija Génesis Carolina Urbina, de 4 años, perdió la vida luego de recibir un balazo en la frente.

La niña está hospitalizada y está en estado de coma en dicho centro asistencial, luego de que la noche del pasado domingo quedara indefensa en medio de una “lluvia” de balazos en su casa de habitación, ubicada en la zona seis del municipio de Ciudad Sandino.

“Ella fue operada por los médicos y está en coma, pero los médicos no nos han dado muchas esperanzas”, aseveró Urbina.

Siete detenidos y móvil pasional
El subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Ciudad Sandino, relató que el delito aconteció cuando varias personas a bordo de tres vehículos (dos camionetas y una moto) se presentaron a la casa donde vive la infante y abrieron fuego. La niña recibió un disparo en la frente. Luego los hechores huyeron.

Espinoza explicó que María Verónica Araica Ponce presuntamente dirigió los vehículos y también participó en la balacera, porque ella sostiene una relación sentimental con Carlos Téllez, quien aparentemente le estaba siendo infiel con Carolina Urbina, madre de la menor, por lo que el móvil del delito es pasional.

Araica Ponce tiene un bar en la zona 11 de ese municipio y su familia se presentó a la sede de la Policía para decir públicamente que iban a “poner varios abogados y que nadie muere en la cárcel”.

Además de Araica, las autoridades policiales capturaron a Juan José Chamorro Castañeda, Carlos Alberto Pérez, Leonel Lazo Camacho, Henry López, Waymar Antonio Corea Leiva y Franklin Rugama, quienes podrían ser acusados por lesiones y tentativa de homicidio si se comprueba su participación en el hecho.