•   QUILALÍ, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Una peligrosa banda de seis matones desarticuló la Policía en este municipio del oriente neosegoviano, el fin de semana.

La Policía ocupó a la banda una camioneta, atuendos camuflados, tres fusiles de guerra, dos cargadores de fusil AK con 56 cartuchos, uno para M-16, 6 para escopeta 12, guantes negros, pasamontañas, alicates para cortar alambre, lámpara de mano y dos bolsos.

Los apresados responden a los nombres de Melvin Enrique Vásquez Ortiz, “El Chumpe”, de 27 años; Juan Bautista Vásquez Ortiz, de 29; Omar Matute Córdoba, “El Negro”, de 30; Reynerio Cruz García, “Alexander”, de 42; Ervirng Ulises Acevedo Fúnez, de 21; y Ariel Arturo Alvarado Molina, de 27. Además, la Policía circuló las fotos de José Gabriel Garmendia Gutiérrez, “Yajoc”, de 50, y Marlon Serafín Molina Andino, de 40.

A esta banda se le atribuye el asesinato de Pedro José Castellón Moreno, conocido como “Piraña”, de 53 años, hecho ocurrido la noche del 26 de febrero en la comarca La Palanca. “Yo lo maté”, admitió “El Chumpe”, quien usa melena larga y al momento de su arresto portaba un fusil AK-M.

Reyerta al estilo del lejano oeste
El comisionado mayor Edgard Sánchez Aguilar explicó que el asesinato de “Piraña” obedece a rencores muy añejos, desde los años 80, cuando Pedro José Castellón supuestamente mató a un hermano de Marlon Serafín Molina Andino, quien en contubernio con José Gabriel Garmendia planeó el crimen y armó a los asesinos enviándoles fusiles desde Estelí.

Los delincuentes partieron en una camioneta roja conducida por “El Negro”, de la comarca La Vigia Sur a La Palanca, donde primero localizaron a “Piraña”, a quien intimidaron para obligarlo a guiarlos a la casa de José María Pérez Moreno, para robarle 6 mil dólares, pero como éste no abrió las puertas, empezaron a dispararle. La víctima con armas cortas repelió el ataque junto a su hijo, José Ariel Pérez, quien resultó herido.

Después de eso “El Chumpe” se llevó a “Piraña” y lo ejecutó de dos disparos en la cabeza, crimen por el que recibiría 20 mil córdobas, pero del mismo dinero que robarían a Pérez Moreno.