•  |
  •  |
  • END

El niño Jimmy Alberto Mora García, de siete años, quiso combinar el trabajo con la diversión, pero no logró ni lo uno ni lo otro, porque al mediodía de ayer murió ahogado en las aguas del balneario El Trapiche, convirtiéndose en el segundo pequeño que perece en el lugar.

El menor llegó al balneario a vender platanitos con queso, pero cuando ya casi había finalizado su venta, decidió hacer lo que muchos niños hacen en compañía de sus padres: darse un chapuzón, pero sus circunstancias eran diferentes porque no tenía ni el cuido ni la protección de nadie.

Dos niños que se dedican a vender agua helada en el balneario dijeron que Jimmy Mora vivía en el barrio Cristo Rey, en el municipio de Tipitapa.

“Nosotros nos estábamos bañando con él, pero como sentimos un hueco en ese lugar, nos fuimos a otro. Le dijimos que se saliera, pero no hizo caso, después no supimos nada de él”, aseguraron los infantes, quienes mencionaron que los padres de Jimmy lo enviaban a vender mientras ellos pasan sin hacer nada todo el día.

Sitio peligroso
El teniente Leonel Mejía, primer oficial de Seguridad Pública de la Policía de Tipitapa, dijo que el Martes Santos no hubo presencia de cruzrojistas en El Trapiche, por lo que ellos se dedicaron a hacer trabajo preventivo con los bañistas dado que el centro turístico de dos kilómetros de longitud, es peligroso.

“Casualmente, ayer (Lunes Santo), por falta de socorristas tres policías rescataron a un niño con vida. Lo que pasa es que hay descuidos de los padres porque en este lugar existen lugares secos y otros hondos, además hay huecos donde hay vertientes que no pueden ser cerradas porque sino no se llena de agua el lugar”, explicó Mejía.

Cruzrojistas llegarán hoy
Liseth Guido, miembro del equipo de Relaciones Públicas de la Cruz Roja, confirmó que en el lugar no había cruzrojistas por falta de presupuesto, pero anunció que hoy Miércoles Santos arribarán 70 afectivos para cubrir El Trapiche y El Trapichito.

También en El Trapiche, la tarde del lunes pasado murió Justin José Hernández Ruiz, de ocho años, originario del Reparto Schick, quien llegó a pasear junto a su madre Scarlett Ruiz López y otros familiares, pero se separó de ellos y se ahogó.