•  |
  •  |
  • END

Génesis Carolina Urbina Hernández, de 4 años, recibió cristiana sepultura el pasado Jueves Santo, pero al parecer aún no descansa en paz, porque sus familiares y los pariente de los acusados amenazan con enfrentarse el día de la audiencia inicial del juicio que se les sigue por el crimen.

Para evitar disturbios las autoridades policiales y judiciales ya tienen dispuesto un plan de seguridad para la vista que está pendiente. En dicha audiencia el Ministerio Público presentará las pruebas del homicidio de la pequeña.

Las dos familias se enfrentaron a pedradas el pasado Jueves Santo, en la salida de los Juzgado de Managua, llevando la peor parte los parientes de María Verónica Ponce, señalada como la presunta autora intelectual de la balacera que terminó con la vida de la menor después de dos días de agonía.

Exigen justicia

Aunque en la trifulca callejera no hubo lesionados, quedaron destruidos parcialmente los vidrios traseros de los dos vehículos en que se transportaban los parientes de María Ponce.

Un día antes, los familiares de la niña, armados con machetes, palos y tubos, llegaron a la recepción del comando policial de Ciudad Sandino, exigiendo que los siete acusados no fueran puestos en libertad.

¡Maldita perra, mataste a una critatura!, gritaron enfurecidos los familiares de la niña, luego de que la jefa de la delegación policial, comisionada mayor Concepción Torres, informó a los progenitores de la niña que existía el riesgo de que los imputados quedaran libres por vencimiento de término.

Infértil alegato

El plazo para poner a los siete acusados a la orden del judicial se había vencido, porque la Fiscalía había ordenado la ampliación de las investigaciones.

Sin embargo, la posibilidad de que los reos quedaran libres se disipó porque el juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia, José Galeano, les impuso la prisión preventiva a Juan José Chamorro Castañeda, Carlos Alberto Pérez Vega, Leonel Lazo Camacho, Henry Romero López, Waymar Corea Leiva y/o Carlos Corea, y Franklin Antonio Rugama.

Durante la audiencia preliminar, la defensa de los imputados alegó que sus representados estaban detenidos ilegalmente, porque fueron capturados el domingo 28 de marzo a las 10 de la noche y la acusación fue presentada por la Fiscalia el 1 de abril a las nueve de la mañana, es decir dos días después de vencido el plazo para ser acusados.