•   SAN CARLOS, RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Filipo Barca, el canadiense que reside en San Carlos, Río San Juan, y su esposa, Escarllette Barrios, negaron tener participación alguna en el asalto a la Western Union ocurrido el 11 de diciembre del pasado año.

El Ministerio Público acusó al extranjero y a su mujer por ser los presuntos autores intelectuales del atraco, pero la juez Sandra Deleo rechazó la causa.

El matrimonio dijo sentirse avergonzado porque fueron detenidos y expuestos a la población tras ser conducidos por la patrulla policial hacia las instalaciones del juzgado, donde la juez los liberó.

“Fuimos atropellados por la Policía, violentaron nuestros derechos humanos”, afirma hoy la pareja.

El canadiense refirió que con engaños fue llamado a Migración y Extranjería donde le preguntaron sobre su situación legal y seguidamente fue conducido a la Policía, donde lo encerraron en la celda. Posteriormente los agentes se presentaron su casa de habitación, la allanaron sin tener orden judicial y apresaron a su esposa Escarllette, quien dejó abandonados a sus cuatro hijos en la vivienda, entre ellos uno de siete meses de nacido.

Lo conoce, pero niega el plan

Filipo Barca negó vínculo alguno con Freddy Alberto Lago Bravo, presunto autor del atraco, a quien dice nunca le ha prestado dinero, sin embargo, señaló que lo conoce desde hace tiempo porque es hijo de una comadre.

Barca preguntó a la Policía por qué no capturan a los autores materiales, si saben su dirección.

La abogada del matrimonio, Carmen Martínez, dice que si la juez no admitió la acusación es porque no encontró evidencias.

Para Martínez lo que existe es interés de dañar a la pareja y perseguirla, por lo que anunció que recurrirán ante los organismos de derechos humanos e introducirán un recurso de amparo.

Martínez manifestó que en San Carlos es de sobra conocido que el matrimonio tenía en venta una vivienda, y precisamente antes de ser detenidos habían recibido una parte del dinero, lo que justifica los movimientos de dinero en sus cuentas.

Defienden su investigación

El comisionado Jardiel Arteaga, segundo jefe policial de Río San Juan, dijo que está sorprendido porque la juez Deleo no admitió la acusación, al mismo tiempo defendió los resultados de la investigación policial que está sustentada en testigos.

De acuerdo con el declarante, Filipo y Escarllette planearon el asalto, para lo cual utilizaron a German Horacio Mercado Dávila y a Freddy Alberto Lago Bravo, quien estaba comprometido con el extranjero por una deuda.

Según el jefe policial, Escarllette explicó el plan y le dio el cuchillo a Freddy con el que intimidaron a la cajera para llevarse el botín que le fue entregado a Filipo.