•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Familiares del policía Juan Francisco Rizo Rodríguez, asesinado cuando trató de impedir el robo de un millón 76 mil 118.50 córdobas, propiedad de Cisa Exportadora, se mostraron satisfechos con el fallo de culpabilidad que dictó la noche de este lunes la jueza penal de juicio, Felicia Altamirano, en contra de los cuatro acusados.

El oficial de policía Juan Francisco Rizo Rodríguez, de 46 años, falleció de un disparo a quemarropa cuando viajaba en la tina de la camioneta blanca, Toyota, propiedad del señor Javier Gadea, cumpliendo su deber como custodio, el 28 de diciembre de 2009, en la cuesta de La Camaleona, ubicada a 5 kilómetros del municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

El juicio técnico que concluyó el lunes a las 10: 45 minutos de la noche, duró siete días hábiles, en los que al menos 18 personas testificaron, también se conoció la prueba pericial y los alegatos de los dos abogados defensores, así como del representante del Ministerio Público y de los dos abogados acusadores.

En un mismo expediente fueron procesados José Luis Herrera Morán, conductor de la camioneta, Orlando José Cruz, Ronald González y Álvaro Josué Solórzano Argeñal. Estos tres últimos son originarios de la ciudad de Matagalpa y fueron procesados por lo que hace a los delitos de asesinato y hurto agravado.

La judicial Altamirano dijo en su fallo que la Fiscalía y los abogados acusadores particulares lograron desvirtuar el principio de inocencia que cobijaba a los acusados.

También el autor intelectual

Orlando José Cruz Sánchez fue declarado culpable por ser autor intelectual del asesinato y del hurto agravado, en tanto que Ronald González y Álvaro Josué Argeñal fueron inculpados por coautoría.

El conductor del vehículo, José Luis Herrera Morán, fue declarado culpable por la autoría directa del hurto agravado y cooperación necesaria en el delito de asesinato en perjuicio del oficial de Policía Juan Francisco Rizo Rivera.

El abogado acusador particular, Abdón Úbeda, dijo que con el fallo emitido por la doctora Altamirano quedó demostrado que el Sistema Judicial funciona, aunque expresó que con esto no se va a revivir al oficial, “pero queda la satisfacción para la familia de que se ha hecho justicia”.

“Estoy conforme porque van a pagar lo que le hicieron a mi padre y aunque es difícil porque no lo voy a volver a ver, ni lo voy a volver a abrazar, se hizo justicia, ya que la muerte de otros policías ha quedado en la impunidad”, dijo Kenia Rizo Aráuz, hija de la víctima.

El mismo lunes por la noche, tanto abogados defensores como acusadores, debatieron la pena que se les impondrá a los culpables, pero será hasta mañana jueves al mediodía que la juez Felicia Altamirano dictará sentencia.