Heberto Jarquín
  •   BLUEFIELDS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

La huida de tres presos de las celdas preventivas de la Estación de Policía de Bluefields la noche del Domingo de Resurrección ha despertado sospechas entre las víctimas de uno de los fugitivos identificado como Kevin Alemán Chavarría, mejor conocido con el mote de “Ñoño”

Un parte difundido por la vocera policial, Lorena Rosales, indica que los prófugos son Allan Duncan, de 22 años, detenido por homicidio, quien se escapó junto a Lindel Ayeen Bodden, de 27, y Kevin Alemán Chavarría.

Según Rosales, Duncan, Bodden y Alemán, utilizaron una segueta para cortar los frágiles barrotes de la celda, después hicieron un hoyo en el cielo raso y se fugaron. Añade que Bodden ya fue recapturado, pero sus compinches siguen prófugos.

Una víctima de “Ñoño” que omitió su nombre por temor a represalias, se declaró sorprendida por la fuga de éste, porque apenas lo habían capturado el Jueves Santo y tres días después escapó sin que los carceleros se enteraran. “Eso está raro”, dijo.

Agrega que existen sobradas razones para sospechar que “Ñoño” tiene cómplices dentro de la Institución del Orden Público.

“Ese muchacho roba en un área que dista de media a tres cuadras del edificio de la Policía; la gente pone las denuncias y los agentes justifican que la familia esconde al muchacho y se niegan a entregarlo; también ponían el pretexto de que no le podían hacer nada porque era menor de edad; pero él mismo ha dicho que trabaja como informante de investigadores policiales”, se quejó.

El reportero radial blufileño Sixto Chamorro Blandón, una de las víctimas de “Ñoño”, confirmó que en una encuesta que él realizó entre personas afectadas por este antisocial, opinaron que la Policía de esta ciudad ha sido muy indulgente con el joven.