•   CHICHIGALPA, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 6 paquetes con un mil 930 gramos de marihuana fueron incautados por efectivos antidrogas de este departamento, la mañana del miércoles, en la hacienda Santa Rosa, ubicada en el reparto Candelaria.

En el lugar fueron capturados Amado Antonio Bucardo Montoya, de 29 años; Juan Ramos Gutiérrez, de 30, y Rolando de Jesús Castro Alvarado, de 20, originarios de Chinandega. El tercero es hijo de Martha Francisca Alvarado, antigua supuesta expendedora de droga.

Castro Alvarado dijo que desconoce a quién pertenece la droga que fue encontrada dentro de un saco, camuflada en un plantío de plátanos.

Culpa a cuñado

“Sólo tengo cincuenta córdobas en las bolsas, si me dedicara a la venta de drogas, no me hubieran encontrado sucio porque vengo de componer el cerco de la hacienda”, expresó el sospechoso, quien agregó que el lunes pasado su cuñado, conocido como Pío Octavio, estacionó su carro rojo en la finca, y lo mandó a comprar una ración de carne asada y un refresco.

Expresó que cuando regresó, Pío venía del pozo de la hacienda que queda cerca del lugar donde estaba la droga.

Castro Alvarado también comentó que el lunes último, Pío Octavio baleó en una pierna a su hermano, Saúl Antonio Castro Alvarado, porque éste le reclamó por la paliza que le propinó a su hermana.

“Ese hombre también baleó hace varios meses a mi ex padrastro, dice que el balea a cualquiera. Pío se dedica a la venta de droga”, apuntó el joven.

Roban marihuana a delincuentes hondureños

Una fuente policial reveló que la droga encontrada en la hacienda Santa Rosa fue robada por un grupo de diez sujetos, entre los que se incluyen los hermanos Castro Alvarado y Pío Octavio, además de delincuentes hondureños.

“Buscamos a los otros elementos para capturarlos y remitirlos a la Fiscalía. No podemos permitir este tipo de accionar. En Chinandega operan grupos de vendedores, compradores y “tumbadores” de droga”, dijo la fuente.

Manifestó que Rolando de Jesús Castro Alvarado estuvo detenido por consumo de droga, en tanto su hermano, Saúl Antonio, y el cuñado de éstos, Pío Octavio, cumplieron condena en el penal de Chinandega por venta de drogas.

El fiscal auxiliar Edwin Urcuyo expresó que cada paquete de marihuana se comercializa en Chinandega en tres mil córdobas, por lo que los tres detenidos deben responder por la droga encontrada en la finca Santa Rosa.

Expresó que en las próximas horas los prisioneros serán acusados por tráfico ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas.