Leoncio Vanegas
  •   DIPILTO, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Los furgoneros que pernoctan en el paso fronterizo Las Manos agradecieron a la Policía acantonada aquí, por la captura de un sujeto que ellos creían era un “fantasma”, por la forma sigilosa con que les robaba las llantas de repuesto y cables de los sistemas de refrigeración, entre otros accesorios de uso en los pesados camiones.

La mañana del último martes, agentes policiales capturaron a Noé Herrera, residente del barrio Sandino de la ciudad de Ocotal, señalado por la presunta autoría de los robos con fuerza. Él mismo se encargó de llevarlos al lugar donde ocultaba lo robado, a unos tres kilómetros al sur sobre la Carretera Panamericana.

El teniente Wilmer Carrasco, jefe policial del paso internacional, informó preliminarmente que al detenido se le ocuparon diferentes herramientas de mano, principalmente llaves mecánicas, tenazas de presión para cortar cables y cadenas metálicas, además de atuendos oscuros, con los que se disfrazaba para operar por la noche.

Era como una sombra

“Habíamos recibido unas seis denuncias, desde hace un mes; hicimos las averiguaciones hasta que logramos detectar a la persona que ha estado involucrada en este tipo de acciones ilícitas”, expresó Carrasco.

Al presunto ladrón nocturno le ocuparon tres llantas, que después de desatornillarlas y romper cadenas de los compartimentos debajo de los container, las rodaba hacia el escondite, un zacatal a la orilla de la vía. Carrasco dijo que continuarán las investigaciones para determinar si hay o no otros “socios” en el robo.

Ronald Federico Raudales, de nacionalidad hondureña y conductor de uno de los cabezales, fue uno de los seis afectados. “Nos robaba, estando dormidos en el camión, será que algo anda él, porque no sentimos ninguna bulla. No sé cómo hacía para romper los candados y las cadenas”, comentó.

Además de ropa oscura, el “fantasma de Las Manos” se cubría el rostro con una capucha.

Otros furgoneros dijeron que estos actos, además de las pérdidas, les podían afectar en los recorridos, “porque sin llanta de repuesto, te quedás varado”, manifestó uno de ellos. También los productos que requieren refrigeración serían afectados. Varios metros de las mangueras le fueron decomisados a Herrera.