•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Rodrigo José Sánchez Paiz, de 23 años, trabajador de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, Enacal, murió intoxicado este viernes en horas de la mañana, mientras realizaba labores de saneamiento dentro de un manjol en el reparto Austria, en el municipio de León.

Además, resultó intoxicado Fabio Ceferino González, de 30 años, quien fue trasladado de emergencia en estado inconsciente, al Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello, Heodra.

De acuerdo con el doctor Ricardo Cuadra, director del Hospital de León, la muerte de Rodrigo José se debió a exposición por sustancias toxicas.

“Sospechamos que se trata de monóxido de carbono, los jóvenes estaban trabajando, realizaban labores de saneamiento dentro de un manjol cuando de repente emergieron gases que ocasionaron la intoxicación en ambas víctimas”, dijo el galeno.

Señaló que Fabio Ceferino aún permanece en estado grave en la unidad de cuidados intensivos. “El paciente está evolucionando satisfactoriamente al tratamiento, esperamos que salga de peligro en las próximas horas”, refirió Cuadra.

Luis Escorcia, Jefe de Operaciones de Enacal en León, admitió vía telefónica que el hecho es un accidente laboral. “Los trabajadores daban mantenimiento a los manjoles en el sector del reparto Austria, al noreste de la localidad, de repente salieron vapores o gases del interior del manjol que provocaron el lamentable suceso”, refirió escuetamente el funcionario.

La señora Maritza Maradiaga, de 55 años, tía y madre adoptiva del joven Rodrigo José, detalló que su hijo le manifestó en días anteriores que ya no quería seguir trabajando en dicha empresa porque supuestamente era mal pagado y estaba expuesto cotidianamente a riesgos laborales. “Viera el mal olor que se siente y que uno tiene que aguantar, cuando anda trabajando”, le dijo Rodrigo José a su madre.

Maradiaga denunció que Enacal no brinda seguridad laboral a sus trabajadores, “y nosotros vamos a emprender una acción legal en contra de la empresa, porque es algo justo, porque ellos son los responsables de lo que le pasó a mi hijo y a los demás trabajadores, aquí no solo él fue afectado sino su esposa y un niño que necesita ser indemnizado”, aseveró.

El joven Rodrigo José era oriundo del reparto “Gustavo López”, en el sector sur del barrio de Guadalupe, y tenía tres años de laborar en la empresa Enacal.