•  |
  •  |
  • END

Todo hace indicar que los asaltantes sabían que Ángela Solano llevaba una buena cantidad de dinero, lo que no sabían es que por seguridad los llevaba en la bolsa del pantalón y no en la cartera.

Ayer por la mañana, cuatro encapuchados interceptaron el paso de la camioneta Mitsubishi, roja, placas M 061-695, conducida por Alfonso Solano, y les dispararon en dos ocasiones para despojar a Ángela del bolso donde aparentemente llevaba dinero para comprar camiones en Estados Unidos, ya que ella se dedica a la compra y venta de vehículos.

Según Alfonso Solano, una moto les salió por atrás y la otra por delante, y de ésta se bajaron dos sujetos armados, con pasamontañas y casco, y le dijeron a Ángela que entregara el bolso.

En la parte de atrás de la camioneta una sobrina de los Solano iba con una computadora portátil, sin embargo, los delincuentes no repararon en ella, pues parece que lo único que le interesaba era el dinero.

Al momento de interceptar el paso de la camioneta, los asaltantes hicieron una detonación, y varias más cuando huían. En el lugar del robo la Policía no encontró casquillos, lo que hace presumir a las autoridades que los maleantes utilizaron revólveres.

Extraoficialmente, una fuente de la Policía Nacional informó que Solano llevaba en las bolsas del pantalón 40 mil dólares, dinero que iba a utilizar para comprar camiones que luego vendería en Nicaragua.

Al momento del robo que alarmó a los habitantes del barrio Cuba, la víctima se dirigía hacia el aeropuerto, ya que ella es residente norteamericana e iba a viajar, pero en el bolso que se llevaron los asaltantes iban sus documentos personales.

Gracias a que los vecinos del barrio Cuba, ubicado de los semáforos de la Ceibita, dos cuadras al norte, media cuadra al este, salieron al escuchar las detonaciones, es que no se llevaron secuestrada a Solano, aseguró la fuente policial.

El hecho ocurrió a las ocho de la mañana. Al respecto, un vecino relató que vio sospechoso a un sujeto que desde las seis estuvo sentado frente a la casa de los familiares de la víctima, pero que no le dieron importancia porque estaba sentado en las afueras de una iglesia que está en el barrio.

Al momento del robo, a uno de los delincuentes se le cayó el pasamontañas, dijo uno de los testigos a los detectives.

La Policía investiga el paradero de los motorizados, pues tiene reportado que la noche del sábado fueron vistos en el sector de “Los Martínez”, cuatro sujetos en dos motos realizado detonaciones.