•  |
  •  |
  • END

Bajo las pesadas llantas de una rastra, pereció Álvaro Alexander Loáisiga Álvarez, de 20 años, quien en completo estado de ebriedad y para cubrirse de la inclemente lluvia, se refugió debajo del automotor.

El accidente se registró a eso de las tres de la mañana de ayer, en la cancha de baloncesto del barrio “Carlos Marx”, sitio donde se encontraba estacionada la rastra.

Según Jazmina Loáisiga, la última vez que vieron con vida a su hermano fue el domingo, en horas de la mañana, cuando salió rumbo a un centro comercial donde laboraba como estilista.

Jimmy Einstein Varela, de 27 años, conductor de la rastra placas M090113, indicó a las autoridades que no se percató de la presencia del joven hasta que arrancó el pesado vehículo y quiso salir del callejón, momento en el que escuchó como que algo se rompió.

Loáisiga pereció instantáneamente porque las llantas traseras de la rastra le desbarataron la cabeza, el brazo y el costado izquierdo. Varela, al ver la dantesca escena, se entregó voluntariamente a agentes policiales del Distrito Seis.

“Mi hermano tomaba todos los fines de semana e imaginamos que para cubrirse de la lluvia se quedó debajo de la rastra, pero como andaba tomado, se quedó dormido y ni cuenta se dio cuando encendieron el vehículo”, concluyó Jazmina Loáisiga.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus