Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Una madrugada aciaga y dolorosa resultó el sábado último para el sujeto identificado sólo como Álvaro Ortega, conocido en Mulukukú con el mote de “El Patón”, por calzar número 47, porque perdió la mano izquierda y la oreja del mismo lado, las que dejó en una pulpería a la que entró a robar en ese poblado del Caribe Norte de nuestro país.

El caco, originario de Matiguás, según la investigación policial, llegó a la una de la madrugada al barrio “Arnoldo Alemán”, exactamente al tramo de negocio de Santos Javier Aguilar Vega, donde forzó una tabla y entró para enseguida vaciar una gaveta donde había 12 mil córdobas.

Susto y machetazos

En el instante que el sujeto buscaba más dinero y cosas de valor, fue sorprendido por el dueño, que machete en mano asustó al delincuente, que apresuró su huida, pero recibió varios filazos que le cercenaron la mano izquierda, al igual que la oreja del mismo lado, quedando éstas en el interior del tramo.

La mano del ratero no fue recogida de inmediato por la víctima del robo, porque los cinco dedos supuestamente se movían como puestos en un piano.

Fue hasta al amanecer, después que el perjudicado interpusiera la denuncia, que la Policía recogió la mano con parte de la muñeca de “ El Patón”, lo mismo que la oreja, las que fueron introducidas en una bolsa plástica y enterradas después de tomarles fotografías, ya que servirán de evidencias en un proceso penal.

Inicialmente, la Policía presumía que el “amigo de lo ajeno” había muerto durante su huida, pero éste llegó al amanecer al hospital de Río Blanco, donde fue atendido de emergencia y luego, por su gravedad, fue remitido al hospital de Boaco, donde se recuperaba de las heridas, pero sin oreja y sin una mano.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus