•  |
  •  |
  • END

Por cielo y tierra, agentes policiales del Distrito Cuatro buscan a Alejandro José Rivas Flores, de 31 años, quien supuestamente, con engaños, ha logrado estafar a los propietarios de tres autolotes capitalinos haciéndose pasar por cliente.

En dicha delegación ya hay seis denuncias contra Rivas. El primer afectado fue Juan Carlos Ferreti Muñiz, quien expresó a las autoridades que tenía su camioneta a la venta, cuando llegó Alejandro José a ofrecerle una buena cantidad de dinero para adquirirla.

La propuesta resultó atractiva para Ferreti, quien accedió, pero Rivas le dijo que le entregaría el dinero días después.

Rivas le explicó a Ferreti que no quería andar “a pie” y necesitaba que le alquilara la camioneta por 20 dólares por día, mientras él esperaba el dinero.

Los días pasaron y ni el dinero ni Rivas aparecieron, y la única noticia que tuvo Ferreti de su camioneta, es que había sido vendida en un autolote.

Otro de los perjudicados fue Julio Roberto Castillo Blanco, quien es dueño de un autolote ubicado en las cercanías de la rotonda El Güegüence, lugar hasta donde llegó Rivas a alquilarle tres vehículos.

Una vez firmado el contrato, Rivas se llevó los automotores que posteriormente fueron encontrados en manos de particulares, quienes ya los habían comprado.

Además, hay otras cuatro denuncias contra Rivas. Las autoridades también tienen en la mira a dos abogados que están elaborando las cartas de compra-venta falsas que usa el denunciado.

La Policía circuló la foto del señalado, porque los ha burlado varias veces.