•  |
  •  |
  • END

Como Norlan Abraham Obando Espinoza, de 16 años, fue identificado el joven que la noche del domingo perdió la vida a manos de un grupo de delincuentes que además de lapidarlo, le cortaron dos dedos de la mano, de un certero machetazo.

De acuerdo con agentes policiales del Distrito Tres, la tarde del martes se presentó un ciudadano al Instituto de Medicina Legal aduciendo que era el padre del occiso, los forenses lo llevaron a la morgue, donde reconoció de inmediato a su vástago.

Lo extraño fue que después de que le preguntaron en torno a la muerte de su hijo, el hombre desapareció del IML sin dejar pistas ni dato alguno.