Lésber Quintero
  •   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El toleño Eduardo José Bonilla Reyes, de 36 años, tendrá que comparecer el próximo 18 de mayo, al juzgado de Audiencias de Rivas, para que responda por los delitos de homicidios y lesiones graves en perjuicio de los hermanos Romel Espinoza Cuéndis (q.e.p.d) y Héctor Manuel Cuéndis.

Bonilla Reyes fue acusado por ambos delitos y el juez Diógenes Dávila, lo citó para que se presente a la audiencia programada para el 18 de mayo, de lo contrario será declarado rebelde.

De acuerdo con la acusación presentada por el Ministerio Público, la noche del 24 de diciembre de 2009, Bonilla Reyes ultimó de dos disparos a Romel, de 20 años, y a la vez le propinó un balazo en el cuello y pierna derecha a Héctor, de 22, cuando éste trató de defender a su hermano.

El fatídico suceso tuvo como escenario la terminal de buses de la comunidad de Nancimí, jurisdicción de Tola, donde Bonilla Reyes y sus víctimas se encontraron en una fiesta pública.

A las 11: 30 de la noche, el acusado se le acercó a Héctor para retarlo, pero Romel le dijo a su hermano que evitaran problemas y que mejor se fueran. Al salir de la fiesta, Bonilla Reyes los siguió y usó una pistola calibre 38 para asesinar a uno de los hermanos y dejar herido de gravedad al otro. Luego huyó.