•  |
  •  |
  • END

La muerte de Luis Alberto Zapata Quintana, de 21 años, es un hecho en el que los agentes de la Tercera Delegación de Policía trabajan, debido a la forma violenta en que ocurrió.

La madrugada del viernes último, Luis Alberto tomaba licor junto a tres amigos, en el sector de la terminal de buses de la ruta 105, en el barrio “Camilo Ortega”, cuando fue víctima de una persona que de un impacto de bala le arrebató la vida. Doña María Auxiliadora Quintana Ríos, madre de Luis Alberto, manifestó que una vez un hombre, a quien identificó únicamente como Marvin, amenazó de muerte al joven.

“Ese chavalo –Marvin-- vive en el barrio y no sé por qué la otra vez amenazó a mi muchacho. Él estaba tomando con unos amigos y ahí lo llegaron a matar”, dijo la señora Quintana. Asimismo, aseguró que uno de los tres que tomaba con su hijo a la hora que se acercó la camioneta negra lo llamó y luego su hijo murió.

“Uno de los chavalos me manifestó, no me acuerdo bien de su nombre… que quien se acercó primero al vehículo le dijo a mi hijo ‘hey, te llama tu bróder’. Mi hijo se acercó y ahí le disparó”, relató la señora Quintana.

Agregó que el dictamen del Instituto de Medicina Legal indica que Luis Alberto falleció a consecuencia de una hemorragia masiva, ya que el proyectil le penetró por el pecho y salió por la espalda. Por su parte, el capitán Manuel Campos, jefe de Información y Análisis de la Tercera Delegación de Policía, declaró que siguen las investigaciones en cuanto al homicidio.

Aunque la Policía descartó que haya detenidos por el hecho, la señora Quintana expresó que sí los hay. Luis Alberto trabajaba como vendedor de productos lácteos en el Mercado Oriental y no deja hijos en la orfandad.