•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Sin ropa fue encontrado el cadáver de una adolescente de 16 años, bajo el puente del barrio Villa La Cruz, en el casco urbano de la ciudad de Jinotega.

Declaraciones del médico forense, doctor Andrés Altamirano, especifican que las pruebas hacen indicar que la menor fue ultrajada sexualmente por más de dos hombres y luego golpeada en la cabeza, con piedras, provocándole al menos 10 heridas en el cráneo, cara y ojo derecho.

Parcialmente devorada por zopilotes
“Es el primer diagnóstico de crimen atroz que doy. Esto indica que en Jinotega hay salvajes ambulando por las calles porque a esta niña la mataron a pedradas provocándole múltiples fracturas en el cráneo. Según los rastros, fue violada, aunque la parte vaginal no se pudo observar bien porque ya había sido devorada por los zopilotes, al igual que su ojo derecho, pero además hubo desgarro anal”, asegura el forense Altamirano.

Lamentó que ocurra este tipo de crímenes en Jinotega, considerando que esto es parte de la inseguridad que reina en la localidad y exhortó a las autoridades correspondientes a dictar la pena máxima contra los responsables del crimen.

El cadáver de la infortunada fue hallado ayer sábado a eso de las cinco de la mañana, con signos de extrema violencia, ya que el cuerpo presentaba heridas y abundantes manchas de sangre.

Su mamá le advirtió
La joven vivía en el barrio Villa La Cruz, junto a su madre y cuatro hermanos varones. Estudiaba el quinto grado acelerado en la escuela José Dolores Rivera y según relató Yadira del Socorro Urbina, la mamá, la noche anterior la vio ingiriendo licor con un grupo de hombres. A la mayoría los conoce de cara, pero identificó a uno de ellos con el nombre de Julio Cárdenas. Asegura que le llamó la atención a su hija, pero ésta no le hizo caso.

“Ella estaba ingiriendo licor y cuando le dije que se fuera para la casa no me obedeció. Luego me dijo que iba a salir con ellos. Después no regresó”, aseguró.

Al siguiente día, cuando se disponía a tomarse una taza de café, un vecino le avisó que habían encontrado el cuerpo de una joven y que se parecía a su hija.

La mujer puso la denuncia en la Policía Nacional de Jinotega y exigió que se aceleren las investigaciones y que den con el paradero de todos los responsables, ya que hasta ayer por la tarde sólo dos de estos estaban en manos de la Policía.