Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

En el Juzgado Tercero Penal de Audiencias quedó bajo arresto domiciliar la enfermera Petrona Agapita Saavedra Picado, de 29 años, quien fue acusada de la supuesta autoría de lesiones en perjuicio de una joven de 16 años.

La acusación que presentó la fiscal Jeaneth Canelo explica que el hecho ocurrió el 23 de junio de 2007, en el Hospital Militar, donde supuestamente la imputada empezó a insultar a la joven y a su madre, Sandra Mendoza, y a su hermana, luego se habría lanzado sobre la menor para golpearla en el rostro, cuello y tórax, lo que le dejó secuelas estéticas permanentes.

Pero la versión del abogado de la acusada, César Acuña, es otra: dijo que hubo una riña, en la que su cliente fue golpeada a puntapiés y bastonazos supuestamente por parte de las otras mujeres, que son la ex mujer y las hijas de su actual compañero de vida.

Acuña señaló que su cliente vive en Boaco, pero el día de los hechos estaba en el Hospital Militar, porque estaba cuidando a su marido.

Para acreditar que la víctima es su cliente, Acuña presentó un dictamen médico que revela que Saavedra tenía hematomas en el párpado inferior izquierdo y excoraciones en el brazo derecho y espalda.

Igualmente la defensa presentó la copia de la denuncia que Saavedra hizo en la Estación Cuatro, a las cuatro de la tarde del 23 de junio de 2007, sin embargo pasó a ser la victimaria porque la Fiscalía sólo la acusó a ella por un delito por el que deberá enfrentar juicio oral y público el 30 de junio de este año (expediente 282-08), cuando en realidad debieron acusar lesiones recíprocas.