•  |
  •  |
  • END

Dos muertes violentas se produjeron en el Distrito Tres y Seis de Managua, la noche del domingo último, específicamente en los barrios “El Recreo” y “Arnoldo Alemán”, donde un vigilante y un mecánico fallecieron.

Aarón Fernando Flores Gutiérrez, de 25 años, de oficio vigilante, murió de ocho machetazo propinados supuestamente por miembros de una pandilla denominada “Los Cindy”, del barrio “El Recreo.

El crimen ocurrió de la Óptica Pereira, dos cuadras al sur, dos cuadras al este.

Karla Flores Gutiérrez declaró que hace tres meses, miembros de la misma pandilla le robaron todo a su hermano, pero su madre le aconsejó que no los denunciara para evitar problemas, porque eran delincuentes y lo podían “fregar”.

“Por donde lo machetearon es territorio de Los Cindy, le robaron todo, pero no les bastó eso, sino que lo mataron. La verdad es que ya no se aguanta la delincuencia en este sector, espero que la Policía investigue para que sean aprehendidos”, aseguró Karla Flores.

Llevó a pasear a sus sobrinos

La tarde del domingo Aarón Flores salió con sus sobrinos a pasear. Al caer la noche, unos amigos que Karla Flores no identificó, invitaron a su hermano a salir a tomar, pero fue al regreso que fue ultimado.

“Para mí la verdad es raro lo sucedido, porque él no tomaba, pero seguro fueron los mismos sujetos que le robaron meses atrás. Mi madre está destrozada, ya que él era su compañía”, apuntó Karla Flores.

Varios vecinos del barrio aseguraron que la delincuencia y los delitos están creciendo y lo peor es que aunque los hechores caigan presos, siempre salen libres y hacen cosas peores.

“Hace diez meses a mí me mataron a Francisco Javier Moreira Sánchez, de 17 años, estudiaba cuarto año de Secundaria, y los sujetos andan libres, aquí ya parece tierra de nadie”, reafirmó doña María Eugenia Sánchez.

Segunda víctima

“Estoy desconcertada, no sé qué responderle a mi hijo cuando me pregunta por su papá”, expresó Marjorie Morales, de 20 años, al relatar que su marido, Álvaro Antonio Talavera Martínez, de 21 años, fue asesinado de un disparo.

Talavera Martínez murió al llegar al Hospital “Alemán Nicaragüense”, después de recibir varios perdigonazos.

Marjorie Morales estaba en la iglesia, cuando su marido regresaba de trabajar en un taller donde se desempeñaba como enderezador.

“Fue como a las 6:30 (de la noche). Lo llevamos al hospital, pero las heridas fueron múltiples. Le robaron los zapatos y la cartera. Tengo entendido que ya hay varios detenidos, pero cómo identificarlos, si yo estaba en la Iglesia”, afirmó Morales.

Álvaro Antonio Talavera deja en la orfandad a un niño de tres años. Era habitante del barrio “Arnoldo Alemán”, donde ayer se realizó su vela.

Los Policías de la Tercera y Sexta Delegación declararon que las investigaciones están empezando en ambos casos, pero esperan la colaboración de la población para esclarecer los crímenes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus