•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Aplastado por las llantas traseras del autobús de transporte colectivo, Blue Bird, placa CH-366, conducido por Pompilio Andrés Mendoza, murió el adolescente Jorge Luis García, de 13 años, originario del barrio El Rosario, de esta ciudad.

El hecho ocurrió a las 9:45 de la mañana del martes último, en el kilómetro 162 de la Carretera Chinandega-Somotilllo, en la comarca Villa 15 de julio, cuando de acuerdo con el conductor del autobús que cubre la ruta Chinandega-El Guasaule, el adolescente, quien era su ayudante, resbaló de la puerta delantera y quedó aplastado.

“Sólo escuché el grito de varios pasajeros, cuando frené, ya era demasiado tarde. El adolescente tenía varios meses de andar conmigo trabajando, su mamá me lo dio porque no quería estudiar”, expresó el chofer, visiblemente nervioso.

Añadió que tiene 10 años de cubrir la ruta Chinandega-Guasaule, y es la primera vez que le ocurre un accidente, por lo que se mostró triste por la muerte del menor de edad.

Baile mortal

Pompilio Mendoza, propietario del autobús y abuelo del chofer, relató que el chavalo bailaba con la música del radio y pidió subieran el volumen, momento en el que resbaló, lo cual no fue confirmado por el conductor.

El forense Róger Pereira Umaña corroboró que el adolescente murió por aplastamiento del cráneo y el tórax. El cadáver fue entregado por efectivos policiales a su progenitora, para darle cristiana sepultura.

Pobladores de la Villa 15 de julio dijeron que ese lugar es peligroso debido al flujo de vehículos, principalmente de carga pesada que cubren el área centroamericana, por lo que solicitaron a la oficina de Tránsito de Chinandega, colocar reductores de velocidad y retenes permanentes para evitar accidentes.