Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

José Daniel Matamoros Treminio, de 36 años, fue acribillado por Javier Calero Navarrete y Aristides Zavala, tras forcejear con ellos en un acto de venganza originada por una vieja rivalidad familiar.

El hecho ocurrió a la una de la tarde del domingo último, en la comunidad Risco de Oro, municipio de Rosita, Región Autónoma del Atlántico Norte.

La víctima, según la versión policial, llegó a un bar de la comunidad con una escopeta que cargaba en la espalda. La faja que sostenía el arma le atravesada los hombros y el
pecho.

Matamoros se encontró con Javier Navarrete, que también estaba armado con otra escopeta, pero eso no evitó que intentara matar al segundo por pertenecer a la familia Navarrete, con quienes los Matamoros tienen serias diferencias.

Dos familias que se odian

La Policía determinó que en el momento que Matamoros intentó usar su escopeta para matar a su rival, éste logró alcanzar y sujetar con fuerza la parte del cañón del arma de su atacante, y éste a su vez también hizo lo mismo, porque el otro reaccionó tratando de accionar su fusil en defensa propia.

La situación fue aprovechada por el acompañante de Javier Navarrete, Aristides Zavala, que en ese instante se encontraba detrás de José Daniel Matamoros, y desde esa posición con un revólver calibre 38 le realizó tres disparos en la espalda.

Matamoros en ese momento aflojó el cañón del arma de Javier Navarrete y éste aprovechó para pasconearlo por el frente.

Asesinato previo

De acuerdo con un informe policial, José Daniel Matamoros, quien era un ex – policía voluntario de Rosita, hace dos meses, exactamente el primero de marzo, asesinó de dos disparos a un tío de Javier Navarrete, de nombre Eugenio Navarrete Castro, en un traga monedas de esa ciudad.

Después de la muerte del ex policía Matamoros, un hermano de éste, Pablo Matamoros Treminio, llegó en una motocicleta hasta la casa de Marlon Navarrete, hijo del fallecido Eugenio Navarrete y primo de Javier, y desde la calle en dirección al corredor de la vivienda, ubicada frente al colegio Santa Rosa de Lima, realizó cinco disparos, impactándole uno de ellos en la tetilla izquierda.

El señalado autor de los disparos huyó, pero se cayó de la motocicleta, por lo que corrió sin parar, dejando la moto en el suelo, la que fue quemada por la familia Navarrete, confirmó la Policía.

Marlon Navarrete fue conducido al Centro de Salud de Rosita, donde fue atendido de emergencia y se encuentra fuera de peligro, aseguró su familia.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus