•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Con lesiones en la cabeza y en el cuerpo resultó el lanzador cubano de Los Tigres de Chinandega, Miguel Pérez, cuando la camioneta Isuzu Rodeo, negra, placas CH-06762 y propiedad del relevista Boanerges Espinoza, originario de El Viejo, colisionó contra la motocicleta amarilla, placas CH-0826, manejada por Nelson José Reyes Mendoza, de 27 años.

El percance ocurrió a las seis y media de la tarde del domingo último, en el kilómetro 123 de la carretera Chinandega-León, cerca de la entrada a la comarca Cosmapa, cuando Eduardo José Sandoval Larios, de 35 años, originario de Masaya, chofer de la camioneta, intentó esquivar al motociclista, que había invadido el carril derecho.

El conductor, quien habita cerca del Estadio “Roberto Clemente”, de Masaya, relató a EL NUEVO DIARIO que tiene diez años de ser amigo de Pérez, a quien conoció en Costa Rica, y en esta ocasión se dirigían de la Ciudad Metropolitana hacia la residencia del pitcher de Los Tigres de Chinandega, Boanerges Espinoza.

“Miguel es como mi hermano. Impacté contra el espejo retrovisor de la moto, el vehículo giró y salí de la carretera. La camioneta quedó destruida, la carrocería amortiguó el golpe y gracias a Dios estamos vivos”, expresó el chofer, quien resultó ileso.

Por su parte, Miguel Pérez, baluarte del staff de lanzadores de los Tigres de Chinandega, agradeció al Creador por haber sobrevivido al brutal accidente. El antillano espera recuperarse pronto para jugar con un equipo de Primera División de Panamá, al que debe reportarse este jueves.

Por su parte, un agente de Tránsito expresó que Sandoval Larios conducía a exceso de velocidad, y por eso cuando intentó adelantar la motocicleta se estrelló y salió de la vía, con los resultados apuntados.