•  |
  •  |
  • END

TOLA, RIVAS

La falta de tutela es lo que según la Policía de Rivas ocasionó un fatídico accidente de tránsito que se dio el primero de febrero, a las cuatro de la tarde, en el cual perdió la vida la niña Fiorela Alvarado Angulo, de cinco años, quien habitaba a cuatro kilómetros de Tola.

De acuerdo con las investigaciones de la Policía, la menor fue arrollada por la camioneta Toyota, celeste, placas M 055–967, cuando cruzó junto a otros niños la carretera Rivas–Tola, imprudentemente, en dirección de norte a sur, según un informe brindado por la vocera de la Policía rivense, capitana Luisa Amalia Chavarría,
La camioneta era conducida, de la ciudad de Rivas hacia Tola, por Silgian Carolina Hernández Molina, de 21 años, quien al llegar al tramo de carretera ubicado entre el kilómetro 117 y 118, vio que intempestivamente los niños cruzaron la vía de norte a sur, y la pequeña Fiorela era la última, pero en el intento fue arrollada con la parte derecha de la camioneta.

Tras el impacto, la niña quedó gravemente lesionada sobre la carretera, y segundos después expiró, a causa de politraumatismo severo y trauma cráneo encefálico. La Policía se llevó detenida tanto a la conductora como la camioneta, pero Silgian Carolina pudo haber quedado en libertad este fin de semana, ya que los familiares de la menor buscaban cómo llegar a un arreglo con ella.