•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Seis de las doce personas que según la Fiscalía pertenecen a una banda de narcotraficantes internacionales, entre éstos sus cabecillas, admitieron los delitos de tráfico, transporte internacional y almacenamiento de estupefacientes, crimen organizado, y uso y portación de armas de guerra.

Entre los que aceptaron la acusación está la enfermera esteliana, Annet Huete Martínez, y su consorte, el hondureño Roberto Ardón Sánchez.

La célula narco fue de-sarticulada domingo 13 de diciembre de 2009, cuando efectivos de la Policía esteliana incautaron más de 126 mil gramos de cocaína que trasladaban en un compartimiento especial construido en la parte trasera de una rastra que era halada por un cabezal, ambos con placas guatemaltecas.

Otro que admitió los hechos es Gerson Saúl Huete Hoyes, sobrino de Huete, quien tenía la responsabilidad de vigilar una bodega en Sébaco, donde almacenaban los estupefacientes antes de su traslado a la frontera norte desde la sur.

Supuestamente cuatro cargamentos de droga salieron del país por la frontera norte, utilizando vehículos “caleteados”.

Esta célula era un tentáculo de una red que tenía su principal escenario de operaciones en Guatemala, y que accionaba en toda Centroamérica y en algunos países de Sudamérica.

Otros que admitieron su culpabilidad fueron Marcelino Gámez, Arnulfo Arana y Lenín Antonio Duarte Barraza.

Es de señalar que los guatemaltecos Álvaro Iván Estrada Cruz y José Pedro Álvarez aceptaron la acusación semanas atrás, antes que iniciara el maratónico juicio.

El abogado Ricardo Polanco Alvarado dijo que ahora que sus clientes aceptaron los hechos, sólo le queda gestionar que la jueza les aplique una pena atenuada.

Este viernes, los abogados de los reos que no admitieron los hechos, procederán a incorporar sus pruebas de descargo, sin embargo, la fiscal María Eugenia González dijo que el Ministerio Público tiene pruebas demoledoras contra ellos.