•  |
  •  |
  • END

Despojan a rivense de moto
Lésber Quintero / RIVAS
Viajar en motocicleta por avenidas oscuras y despobladas se ha convertido en otro peligro para los motociclistas rivenses, porque ahora además de estar propensos a sufrir accidentes de tránsito, también podrían ser víctimas de asaltantes que los interceptan para despojarlos de las motos, tal y como le sucedió a Julio César Espinoza, de 55 años. Espinoza fue interceptado por tres sujetos a bordo de una moto en la Carretera Intermunicipal que une el casco urbano de San Jorge con Buenos Aires, uno de ellos le golpeó la cara en plena marcha, lo que lo obligó a detenerse. En ese momento los tres antisociales lo agredieron y lo despojaron de la moto Bajaj, estilo mensajera y hasta la fecha no han sido capturados y tampoco se conoce el paradero de la moto. En tanto en la avenida principal del barrio San Isidro, de la ciudad de Rivas, dos sujetos que portaban una pistola interceptaron a las 3:50 de la madrugada del último martes al motociclista Omar José Miranda Espinoza, de 29 años, a quien encañonaron y le dijeron que no gritara, porque de lo contrario lo matarían. En ese momento una vecina encendió la luz de su casa, provocando que los dos antisociales huyeran del lugar sin poder despojar de la moto a Miranda Espinoza.

Cadáver continúa sin identificar
Francisco Mendoza / MATAGALPA
En el municipio de La Dalia, fue encontrado el cuerpo de una mujer en avanzado estado de descomposición. El cadáver estaba en la finca del productor Jacinto Blandón, en la comarca de La Mora. Orlando Pérez López dijo que caminaba por la propiedad, cuando observó el cuerpo de una mujer que estaba a la orilla del camino, por lo que dio parte a las autoridades. La víctima que hasta la fecha no ha sido identificada, vestía una falda roja, blusa azul, chinelas rojas y bloomer blanco. A la orilla del cuerpo había un saco macen vacío.

Se cuelga de árbol de jocote
Máximo Rugama / CONDEGA- ESTELÍ
Por presuntos problemas pasionales, el labriego Cirilo de Jesús Ruiz Galeano, decidió quitarse la vida en la comunidad de Santa Teresa, ubicada a unos pocos kilómetros al suroeste de la ciudad de Condega-Estelí. De acuerdo a lo informado por el capitán Abel Antonio Herrera Castillo, jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía en el departamento de Estelí, Ruiz ató una cuerda de la rama de un enorme árbol de jocote, luego se enlazó del cuello con el otro extremo y se lanzó al vacío. Sus familiares y vecinos encontraron el cuerpo colgando.

Arrestan a armados
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Con dos fusiles AK con dos magazines y un M-16 con sus respectivo cargador, fue herido y capturado el sujeto identificado únicamente con el nombre de Francisco, cuando se movilizaba por la terminal de buses del municipio de Río Blanco. Un informe policial señala que un vigilante de la terminal vio al sospechoso junto a otro a quien le entregó un bolso. Luego, Francisco trata de abordar un taxi, pero es retenido por el guarda que le pide que le enseñe el bolso, el cual al ser abierto, dejó al descubierto los cañones de las armas. En ese momento el hombre trata de de fugarse, pero el vigilante le dispara y lo hiere en el abdomen, después lo llevó a una clínica privada de Muy Muy, donde la Policía arrestó al sospechoso. Igual suerte corrió el compañero de aventuras de Francisco, quien fue capturado en su casa de habitación. Ahora los dos tendrán que responder por el delito de tenencia y traslado ilegal de armas.

Lo tajonearon para robarle
Máximo Rugama /ESTELI
Elyin José López Castillo y Joel Antonio Rodríguez Castellón, fueron capturados por efectivos de la Policía esteliana por ser los presuntos autores del delito de robo con intimidación. El teniente David Lazo Valle, portavoz de la Policía esteliana, informó que los sospechosos interceptaron a Marvín Uriel Reyes Dávila, cuando circulaba por una calle del barrio “Miguel Alonzo” y le solicitaron que les regalara de los tomates que andaba vendiendo, pero como la víctima se negó, lo golpearon y le robaron 500 córdobas después de amenazarlo colocándole un cuchillo en el abdomen. Mientras uno de los elementos cometía el atraco, el otro sujeto le decía al vendedor que “lo iba a hacer picadillo con un machete”. En un descuido, la víctima se les soltó y salió corriendo, pero los ladrones lo siguieron y lo agarraron a tajonazos, pero el joven logró refugiarse en una casa donde le dieron apoyo. Hasta ese lugar llegaron efectivos de la Policía, quienes posteriormente capturaron a los asaltantes.