•  |
  •  |
  • END

Aparicio Lázaro Largaespada, de 72 años, terminó sus días bajo las ruedas de un autobús ruso que cubre la ruta 262, la tarde del jueves.

El accidente ocurrió de donde fue La Nunciatura Apostólica, 200 metros al sur, cuando la víctima cruzaba la vía de este a oeste, y el bus transitaba de sur a norte.

El cuerpo del anciano con la caja toraxica destrozada, quedó caído de manera transversal en una esquina del Complejo Cívico que alberga las oficinas de la Comuna de Managua.

El anciano que andaba solo a la hora de los hechos, habitaba en la comarca de San Andrés de La Palanca, jurisdicción de Ciudad Sandino, según la copia de la cédula que la víctima portaba en la bolsa del pantalón.

Erick Antonio Morales, conductor de la ruta urbana, quien fue detenido por las autoridades de la Estación Tres de Policía, culpó al anciano por la tragedia, al asegurar que fue él quien cruzó la vía de manera imprudente.

“Yo iba a baja velocidad y lo que sentí en las llantas traseras fue como cuando uno pasa por encima de una piedra”, expresó Morales cuando estaba a bordo de la patrulla policial.

Las autoridades policiales informaron que en el transcurso de las próximas horas darán a conocer el informe correspondiente, estableciendo la causa de la tragedia.