•  |
  •  |
  • END

Un pleito entre pandillas rivales de Mateare dejó como resultado dos muerto, un lesionado, y varios retenidos, ayer por la mañana, además hubo denuncias contra el hijo de la asistente de la vicealcaldesa, supuesto autor de los disparos mortales, y de los agentes del orden.

Los fallecidos fueron identificados como Jorge Luis Ortiz Mairena, de 28 años, alias “La Tortuga”, y Harold Pascual Marenco González, de 25, apodado “La Garza”.

Manuel Lumbí Somarriba, de 19 años, alias “Largo”, quien resultó herido en el pleito de pandillas, dijo que “Los Pomperos” y “Los del Ceibón” llegaron a molestar a los muchachos de “Las Mercedes”, por lo que empezó el enfrentamiento.

“Estábamos sentados cuatro y de repente llegaron y dispararon una escopeta calibre 12. El que la andaba es Edgardo Norori Linarte, hijo de Marta Linarte, de la Alcaldía de Mateare. Cuando miré, ya los otros dos chavalos estaban heridos, pidiendo ayuda”, relató Lumbí.

Varios pobladores de Mateare que hablaron con EL NUEVO DIARIO, declararon que están seguros de que los fallecidos no son santos y que existe rencillas por territorios, porque “Los Pomperos” y “Los del Ceibón”, son delincuentes que asaltan y realizan todo tipo de fechorías, y los de “Las Mercedes” cuidan el barrio, para que los primeros no entren a robar, lo que ha originado las rencillas entre pandillas.

“Tenemos conocimiento de que la escopeta calibre 12 que andaba Norori es la que utiliza un vigilante de la Alcaldía, eso porque los mismos vigilantes comentaron lo sucedido”, dijo una vecina del lugar que se negó a revelar su identidad, por temor a represalias.

Inmunidad para hijo de asistente de vicealcaldesa

“Nosotros queremos que realmente haya justicia, aquí la Policía está parcializada, porque la Martha les da (dinero) para combustible y para que coman, porque le cuidan su casa. El hijo es un delincuente y ella asegura que poco tiempo estará detenido porque tiene sus influencias. Edgardo puede hacer lo que quiera y la Policía lo defiende…”, relató un vecino de los fallecidos.

Todos los pobladores del barrio Santa Fe amenazaron con hacer lo mismo que ha ocurrido en otros municipios, es decir, hacer uso de la violencia para que sus súplicas sean escuchadas.

“Al menos en Nagarote la Policía no estaba parcializada, pero aquí en Mateare parece que está al servicio de la Alcaldía”, dijeron.

Policía: “Están identificados”

El subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Ciudad Sandino, apuntó que varios testigos identificaron a los presuntos autores del crimen y a pesar de que hubo allanamientos ayer por la madrugada, no fue posible capturarlos.

“Tenemos varios retenidos que estamos investigando, pero los señalados de cometer los hechos aún no han sido detenidos. Este caso ya está resuelto: fue un pleito entre pandillas”, aseguró el subcomisionado Espinoza.

En cuanto a las acusaciones de los pobladores contra la Policía, declaró que siempre una parte de la población se siente insatisfecha por el actuar de los agentes del orden, pero ellos no están parcializados y tratan de hacer lo mejor posible por evitar los enfrentamientos y las muertes entre los jóvenes.

Además de Edgardo Norori, otros de los que supuestamente participaron en el doble homicidio fueron Jordán Áreas, “El Chatel”, “El Burro” y “Julio Sahino”, entre otros.

Me desperté al oír “¡mataron a “La Tortuga!”

Aunque los dos jóvenes muertos eran habitantes del barrio Santa Fe, el hecho sangriento se suscitó en el barrio “Luis Alfonso Velásquez”, la madrugada de este jueves.

“Estoy casi segura de que la muerte se la provocó Jordán, porque “La Tortuga” tenía un machetazo en la cabeza que le desbarató la masa encefálica, no aguantó y murió camino al centro de salud de Ciudad Sandino, mientras que “La Garza” murió en sala de cirugía… Si la Policía no hace nada, esto no se va a quedar así”, afirmó una habitante del barrio donde ocurrieron los hechos.

Doña Sandra González, madre del fallecido Harold Marenco, solicitó permiso a la Policía para que sus otros dos hijos, Usiel y Enrique Marenco González, quienes fueron detenidos tras el crimen, puedan asistir a la vela de su hermano.

“Me matan un hijo y me echan presos a los otros dos, estoy destrozada, la Policía no hace nada, siempre a los pobres es a los que les cae todo, porque no tenemos cómo pagar”, dijo entre llantos doña Sandra.