•  |
  •  |
  • END

La Policía del Distrito IV decomisó 20 garrobos y un cusuco a un sujeto que logró darse a la fuga en el Mercado Oriental, lo que patentizó que se mantiene el negocio de la caza de animales en veda, a pesar de las advertencias y de los diferentes operativos realizados por las autoridades policiales en conjunto con el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena.

El hecho ocurrió la mañana del pasado sábado, cuando un ciudadano de identidad desconocida, cargaba en dos sacos a los animales, aparentemente para comercializarlos, pero al ver a los oficiales tiró los costales y emprendió la huída, por lo que los policías decidieron trasladar el cargamento a la delegación policial.

“Eso es un pecado, porque son animalitos que están aún pequeñitos. Hay que cuidar la fauna, esa es una barbaridad, le hacemos un llamado a la gente porque tenemos cosas bellas, pero es una lástima que estén cazando a estos animales… también pedimos a los ciudadanos que no compren este tipo de animalitos, porque con su compra están fomentando que las personas sigan cazándolos para venderlos”, dijo el subcomisionado Juan Valle Valle, jefe de Seguridad Pública de la cuarta delegación.

Según el jefe policial, los garrobos son comercializados en 100 y en 150 córdobas, en dependencia del tamaño, mientras los cusucos pueden costar hasta 500 córdobas. Los animalitos serán soltados en los predios baldíos de los barrios ubicados en la Carretera Norte, y otros ser{an entregados al Zoológico Nacional. Los animales que suelen venderse en el Mercado Oriental son: venados, ardillas, garrobos, chocoyos, loras, lapas y cusucos.