•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Portando cartelones, un grupo de familiares y amigos demandaron castigo para el conductor de la camioneta que mató a Eduardo Federico Flores Oviedo, de 46 años, y al niño Joseph Steven Morales Ibarra, de 6, y que también lesionó a la pequeña Sugey Oviedo Reyes, de 11 años.

El percance se produjo en Las Salinas, tres kilómetros al oeste de la entrada al balneario de Jiquilillo, en El Viejo, el primero de abril, Jueves Santo, cuando Flores Oviedo conducía una motocicleta en la que iban los dos menores, momento en el que fueron embestidos por la camioneta que de acuerdo con la comisionada Gloria Aguirre, jefa departamental de Tránsito, era conducida por David Saúl Flores Torres, de 26 años.

Martha Estrada, abuela del menor, denunció que el chofer y su acompañante están libres, y las pruebas recopiladas están engavetadas, por lo que solicitó justicia.

“Que este caso no quede impune, murieron dos seres humanos y la niña está en silla de ruedas, es dolorosa esta situación. Los dos ocupantes de la camioneta no aceptan la responsabilidad y existe un boleo”, aseguró.

Por su parte, Liseth Ibarra Reyes, madre del menor Joseph Steven, solicitó a las autoridades competentes que se pongan la mano en la conciencia para que resplandezca la justicia.

Juicio oral y público el trece de julio
“No es posible que el responsable ande tranquilo y mi hijo y don Eduardo estén muertos. Nuestra familia está destrozada por la ausencia de mi pequeño a causa de un hombre que manejaba la camioneta en estado de ebriedad”, expresó la progenitora.

Rommel José Morales, habitante del barrio “Hermanos Real Espinales”, manifestó que únicamente Horacio Benjamín Paiz Picado, quien viajaba en la camioneta junto a David Saúl, se presentó a la audiencia de ampliación de pruebas.

La jueza Rosa Velia Baca admitió las pruebas presentadas por la fiscal auxiliar de Chinandega, María Emilia Alvarado Delgadillo, contra Horacio Benjamín Paiz Picado, presunto conductor de la camioneta.

Para el trece de julio está fijado el juicio oral y público en el que se determinará la inocencia o culpabilidad de Paiz Picado.

La Fiscal Alvarado Delgadillo ofreció como prueba el testimonio de David Saúl Flores Torres, quien aseguró que cuando ocurrió el accidente acompañaba a Horacio Benjamín.

“Estos hechos fueron oscuros y confusos según el expediente, primeramente se creía que el conductor del vehículo era otra persona y no el acusado. Esta autoridad considera que los miembros del jurado decidirán quién es el responsable de este hecho”, indicó.

Manuel Paiz aseguró que su hijo Horacio Benjamín Paiz Picado es inocente, porque acompañaba a David Saúl Flores Torres, quien según él es la verdadera persona que manejaba la camioneta.

Añadió que Flores Torres culpa a Paiz Picado “para cubrirse las espaldas, y tranquilamente está libre”, por lo que también exigió justicia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus